Buscar

The Blitz, Capítulo XVI; Entre el fracaso y los playoffs

La penúltima fecha en el calendario regular ha dejado un escenario perfecto para la ultima semana. Las victorias de algunos equipos, como Bears, Dolphins o Ravens los han colocado en posiciones privilegiadas para meterse en playoffs. Por su parte, aquellas escuadras que sufrieron un descalabro, como Colts, Titans o Washington, definirán toda su temporada en el último partido.

En cualquier competencia deportiva llegar a las finales suele ser un esfuerzo muy complicado, más cuando se hace en temporadas largas. Las lesiones, la baja de juego o incluso factores como la suerte influyen en que un equipo pueda aspirar por el Super Bowl o no. En la NFL, solo 14 de los 32 equipos podrán seguir competiendo en enero. Estas últimas dos semanas lo definen todo; el fracaso o la gloria, no hay nada más en este deporte.


Partido navideño


Como parte de las festividades, la NFL programó el partido entre los Minnesota Vikings y los New Orleans Saints la tarde del 25 de diciembre. Alvin Kamara y sus seis anotaciones de touchdown hicieron pasar una muy buena feliz navidad a sus aficionados luego de derrotar 55 a 33 a los Vikings. Aunque el equipo de Minnesota intentó acercarse en el marcador, el ataque terrestre de los Saints dominó de principio a fin a una línea defensiva de los Vikings que nunca encontró la manera de detener a Kamara, quien igualó el récord de más anotaciones terrestres en un partido.


Saturday Night Football


El primero de los tres partidos disputados el sábado fue la paliza que los Tampa Bay Buccaneers propinaron a los Detroit Lions. En la primera mitad del juego, Tom Brady lanzó 348 yardas y cuatro pases de anotación que fueron más que suficientes para que el quarterback de 43 años descansara tranquilamente en la segunda mitad. Con esta victoria, los Bucs aseguran su pase a playoffs y los Lions continúan hundidos en la miseria.


En el State Farm Stadium los Cardinals pusieron en riesgo su pase a playoffs tras ser derrotados 20 a 12 por los San Francisco 49ers. La defensa de los 49ers hizo las jugadas necesarias para detener al ataque comandado por Kyler Murray. Ademas, el ataque terrestre de San Francisco tuvo una tarde magnifica (227 yardas) que fue suficiente para que los 49ers arruinaran el pase de playoffs del equipo de Arizona.


En la NFL, como en los deportes, no hay nada mejor que una victoria de último minuto. Los Las Vegas Raiders habían hecho un partido impresionante. Sus receptores lograron quemar a la secundaria de Miami y su defensa demostró que al final del día no es tan mala como pensábamos.


Sin embargo, el equipo de Miami guardó su mejor arma para el final del partido; con apenas diecinueve segundos en el reloj, Ryan “FitzMagic”, mientras un defensivo de los Raiders casi le arranca la cabeza, lanzó un pase de 34 yardas a las manos de Mack Hollins que se colocó en la yarda 41 del equipo de Las Vegas.


Con el muy merecido castigo de quince yardas a la defensa de los Raiders, el pateador de los Dolphins, Jason Sanders, no tuvo problemas para anotar un gol de campo de 44 yardas que puso el marcador 26 a 25 en favor del equipo de Florida.


Domingo en la mañana


En lo que parecía un partido de tramite para los Browns, pero que fue arruinado totalmente por la COVID-19, el equipo de Cleveland fue derrotado 23 a 16 por los New York Jets que, aunque usted no lo crea, acumularon su segunda victoria consecutiva en la temporada. Si bien es cierto que los Browns no contaron con sus receptores debido a sospechas de COVID, los Jets hicieron lo que ningún otro equipo de la liga ha hecho; parar a los corredores de Cleveland (45 yardas por tierra).


Los Browns dejaron el partido en manos de su quarterback, pero, como usted podrá imaginar, no fue la mejor de las ideas, menos jugando sin sus receptores titulares.


Los Ravens dieron un pase firme para asegurar su pase de playoffs. Luego de semanas difíciles en las que incluso no aparecieron entre los mejores siete equipos de la conferencia Americana, la crisis ha pasado y todo parece indicar que el equipo de Baltimore jugará playoffs en enero. Esta semana, los Giants de Daniel Jones no fueron rivales para la maquinaria ofensiva comandada por Lamar Jackson que no batalló en derrotar 27 a 13 al equipo de Nueva York.


En el papel, el Bengals contra Texans parecía que seria un juego malísimo entre dos de los peores cinco equipos de la temporada, pero Brandon Allen y Deshaun Watson sorprendieron a la NFL con un muy interesante duelo de pistoleros que terminó 37 a 31 en favor de los Bengals.

Con actuaciones espectaculares de David Montegomery, 95 yardas por tierra y un touchdown, y de Mitchell “El Gran Señor” Trubisky, 265 yardas por aire, 3 touchdowns totales y una intercepción (nadie es perfecto), los Chicago Bears no tuvieron problemas en imponerse 41 a 17 a los Jaguars y ahora, más que nunca, el equipo de Chicago está a punto de regresar a playoffs.


Los Steelers se reencontraron la victoria y esta semana derrotaron, remontando una desventaja de 17 puntos, 28 a 24 a los Indianapolis Colts. Tras tres semanas de derrotas consecutivas, los Steelers finalmente vuelven a la senda de la victoria para asegurar el campeonato divisional de la AFC North. Los Colts tenían el partido controlado hasta el último cuarto, Big Ben salió inspirado en los últimos quince minutos del partido, con dos pases de touchdown selló la victoria del equipo de Pittsburg.


Por su parte, la derrota puso en problemas a los Colts que tendrán que ganar y esperar resultados para entrar en playoffs.


Para todos aquellos que no les gusta que Patrcick Mahomes y sus Kansas City Chiefs continúen ganando, el partido que disputaron este domingo en contra de Atlanta debió de haber sido una autentica tortura. Durante toda la temporada, los Chiefs han demostrado que pueden ganar sus partidos jugando “a medio gas”, es decir, únicamente haciendo lo necesario para llevarse apretadas victorias.


Esta semana, los Falcons le plantaron cara al campeón del Super Bowl LIV, pero los Falcons siempre serán los Falcons. En los últimos dos minutos, Matt Ryan tenia la oportunidad de ejecutar la serie ofensiva ganadora, pero esa serie se convirtió en la serie ofensiva del gol de campo del empate, que terminó

Domingo en la tarde


Justin Herbert sigue deslumbrando a la liga con su talento y esta semana sus Chargers vencieron 19 a 16, en un partido que sorprendentemente fue muy interesante, a lo que queda de Drew Lock y sus Denver Broncos.


La defensa del Washington Football Team hizo todo lo necesario por ganar el partido que les aseguraría el pase a playoffs, pero la pésima actuación de Dwayne Haskins, que terminó costándole al trabajo (y una visita a un prostíbulo de Washington), provocó que las Panthers ganaran 20 a 13 en el FedEx Field.


En un duelo muy parejo, los Seattle Seahawks se alzaron con el campeonato divisional de la NFC West luego de vencer 20 a 9 a los Rams de Los Ángeles. Las defensivas de ambos equipos detuvieron los embates ofensivos, pero la magia de Russell Wilson apareció en el momento indicado para que el equipo de Seattle se llevara la victoria y asegurara el titulo divisional.


De la mano de una increíble actuación de la ofensiva de los Cowboys, el equipo de Dallas no solo venció 37 a 17 a las Philadelphia Eagles, además, mantiene viva la esperanza de jugar playoffs en enero. Con una derrota del Washington Football Team y una victoria del “America’s Team”, Andy Dalton y los Cowboys se apropiarían del titulo de la NFC East.


Sunday Night Football


En un Lambeau Field totalmente nevado, los Packers del casi MVP Aaron Rodgers demostraron porque son el mejor equipo de la NFC y vencieron 40 a 14 a los sorprendentes Tennessee Titans. La ofensiva de Green Bay dominó en todo momento a la defensa de los Titans. Rodgers terminó con 4 pases de touchdown, tres de esos cuatro pases dirigidos a las manos de Davante Adams. AJ Dillon acabó con 120 yardas por tierra y dos acarreos de touchdown mientras que Aaron Jones se quedoh con 93 yardas terrestres.


Los Packers necesitan una victoria en la última semana para asegurar que jugarán todos los partidos de playoffs en el congelado estadio de Lambeau Field.


Monday Night Football


Por primera vez en 25 años, los Buffalo Bills visitaron el Gillette Stadium como los campeones divisionales. Josh Allen y su espectacular ofensiva se encargaron de enterrar la dinastía de los New England Patriots derrotándolos 38 a 9.




Fotos: NFL.com


Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram