Buscar

The Blitz, Capítulo XV; Todo lo bueno termina algún día

La NFL es una liga cruel. Todas las dinastías, las carreras gloriosas, los invictos, todo llega a su fin.

Esta semana, la dinastía de los New England Patriots ha llegado a su fin; por primera vez desde 2008 no estaranh en playoffs. Ademas, los Pittsburg Steelers, equipo que acumuloh once victorias consecutivas, ha perdido sus ultimosh tres juegos, convirtiéndose en una caricatura de sí mismos. Por si fuera poco, los New York Jets por fin se han quitado de encima la racha de trece derrotas consecutivas y ganaron su primer partido de la temporada.


Thursday Night Football

En un partido que se emparejó más de lo esperado, los Las Vegas Raiders tuvieron que recurrir al talento de Marcus Mariota, debido a que Derek Carr sufrió una lesión, pero fue insuficiente para derrotar a la magia de Justin Herbert y sus Chargers que con su victoria dejan prácticamente fuera de playoffs al equipo de Nevada.


Saturday Football

En la tarde del sábado, desde Denver, Colorado, los Buffalo Bills no batallaron para vencer 48 a 19 a unos Broncos que piden que ya se termine la temporada, mientras que el equipo de Buffalo consiguió, por primera vez en más de 20 años, el titulo divisional de la AFC East y suena con llegar al Super Bowl de la mano de “Diosh” Allen.


Por la noche, los Packers jugando a medio gas salieron victoriosos del Lambeau Field ante unas Carolina Panthers que pelean y compiten muy bien, pero cometen demasiados errores, especialmente en la ofensiva, que desafortunadamente terminan costándole la victoria al equipo de Charlotte.


Domingo en la mañana

Finalmente sucedió. Tras casi dos décadas de dominio absoluto en la AFC, el imperio, la dinastía de los New England Patriots por fin ha caído. En su visita a Miami, el equipo comandado por Bill Bellichick no pudoh ante el ataque terrestre y la espectacular defensiva de los Dolphins que, liderados por Tuanigamanuolepola Tagovailoa, terminaron de una vez por todas con las esperanzas de playoffs de los Pats. Por primera vez desde 2008, el equipo de Nueva Inglaterra no jugará en playoffs. Por su parte, mientras la defensa de los Dolphins siga jugando a un nivel espectacular, tienen posibilidades para pelear por el Super Bowl.


En la NFL, no hay una mejor expresión de “mala suerte” que Deshaun Watson y los Texans. En contra de la defensiva de los Colts, Watson tuvo una actuación espectacular lanzando 373 yardas y dos pases de anotación.


En el último cuarto, faltando pocos minutos, la ofensiva de los Texans se encaminaba a la zona de anotación para empatar el partido 27 a 27. Sin embargo, Darius Leonard, defensivo de los Colts, tenia otros planes y de un golpe le quitó al balón a Kekee Coutee y el empate a los Texans que acumularon su decima derrota de la temporada.


La ofensiva de los Titans es simple y sencillamente dominante. Derrick Henry continúa aplastando defensivos rivales, esta vez con sus 147 yardas terrestres y un acarreo de touchdown, y Ryan Tannehill sigue jugando de forma espectacular; con sus 273 yardas por pase y cinco touchdowns totales (tres por pase y dos por tierra) los Titans vencieron 46 a 25 a los Detroit Lions.


Tom Brady lo volvió a hacer de nuevo, por segunda vez en su carrera, remontó un marcador adverso en contra de los Atlanta Falcons. Luego de una primera mitad desastrosa, los Bucs salieron con todo en la segunda mitad y remontaron un marcador adverso de 17 a 0 que terminó 31 a 27 en favor del equipo de Tampa Bay.


Sin ninguna complicación, los Baltimore Ravens pasaron por encima de los Jacksonville Jaguars y los derrotaron 40 a 14. Con todo y el regreso a la titularidad de Minshew, el equipo de Jacksonville nunca tuvo la oportunidad de competir ante un equipo tan dominante como los Ravens.


En Minnesota, los Chicago Bears, de la mano del gran Mitchell Trubisky, obtuvieron una de las victorias más importantes de la temporada luego de derrotar 33 a 27 a los Vikings de Dalvin Cook. El corredor de Chicago, David Montgomery, fue fundamental para la victoria de los Bears con sus 146 yardas terrestres y sus dos acarreos de touchdown.


Para los muchachos de Dalvin Cook, esta derrota significa el final de una temporada muy decepcionante para el equipo de Minnesota.


La defensa de Washington hizo todo lo posible para vencer a los Seattle Seahawks, pero con un Dwayne Haskins que se cansó de regalarle el balón a la defensa de Seattle, los Seahawks se llevaron su decima victoria de la campana que les aseguró un lugar en playoffs.


Nunca antes en la historia, un partido entre los Dallas Cowboys y los San Francisco 49ers se había movido del horario estelar, pero este año ambos equipos están teniendo temporadas malísimas que obligaron a las televisoras a programar el partido a mediodía.


A pesar de la poca fe de las televisoras americanas, el Cowboys contra 49ers fue partido muy emocionante, no como en los 90’ en los que se jugaban el pase al Super Bowl, pero al menos hubo muchos puntos. Al final del día, la ofensiva de los Cowboys aprovechó lo mal que jugó la defensa de San Francisco y, con sus 41 puntos anotados, se llevó su quinta victoria de la temporada que sorpresivamente los mantiene con esperanzas de playoffs.


Domingo en la tarde

Hay pocas cosas más emocionantes que ver jugar a la ofensiva de los Chiefs. Patrick Mahomes, Travis Kelce, Tyrek Hill, Sammy Watkins y compañía hacen lo que quieren con las defensivas rivales. Por más que presionen a Mahomes, que lo capturen o hasta que lo intercepten, Patrick es capaz de ejecutar cualquier jugada que salga de la mente de Andy Reid.


Esta semana, los New Orleans Saints intentaron derrotar al equipo de Kansas, pero descubrieron que para vencer a Mahomes y a sus Chiefs se necesita algo más que un muy buen día y fueron derrotados 32 a 29 por un equipo que es el principal favorito para llevarse el Super Bowl LV.


La racha de trece derrotas consecutivas de los New York Jets por fin ha llegado a su fin. En el Sofi Stadium, los Jets derrotaron 23 a 20 a los Rams. Con Aaron Donald en la línea defensiva, con Jalen Ramsey en la secundaria, con la ofensiva completa, el equipo de Los Angeles fue incapaz de vencer al peor equipo de la liga.


Si bien es cierto que los Jets jugaron un partido impecable, principalmente su defensa, para un equipo que se supone es de los mejores de la conferencia Nacional, como los Rams, no debería perder ante un rival tan débil como el equipo de Nueva York. La dolorosa derrota del equipo de California no solo les cuesta un poco de credibilidad, también les quita el primer lugar de la NFC West.


En un partido en el que ninguno de los dos equipos llevó a sus defensas, los Arizona Cardinals derrotaron 33 a 26 a unas Philadelphia Eagles que compiten de mejor manera con Jalen Hurts en los controles, pero todavía no les alcanza para obtener victorias consecutivas.


Sunday Night Football

Los brillantes ejecutivos de la NFL decidieron quitar el Cowboys vs 49ers en horario estelar y en su lugar pusieron la añeja y cruda rivalidad entre los Cleveland Browns y sus odiadísimos rivales de los New York Giants.


Si escribir el juego es aburrido, el partido también lo fue. Los Giants intentaron algunas jugadas extrañas, pero los Browns son un serio contendiente por el Super Bowl y no batallaron en derrotar 20 a 6 a los Giants que esperan el milagro que los meta a playoffs.

Monday Night Football

Los Steelers hicieron el “oso de la temporada”. Ante unos Bengals que jugaron con su tercer quarterback, el equipo de Pittsburg, con todo y los bailes de Juju, fueron derrotados 27 a 17 por el equipo de Cincinnati.


Luego de un inicio espectacular, los Steelers acumularon su tercera derrota consecutiva que, no los saca de playoffs, pero si los hace ver como la burla de la liga. Lo peor es que sus dos partidos restantes, contra Colts y Browns, tambien pintan para ser dolorosas derrotas para el equipo de Pittsburg.

Fotos: NFL.com