Buscar

The Blitz, Capítulo XII; La interminable semana 12

Jugar en medio de una pandemia es muy complicado. Sin las repeticiones necesarias durante la pretemporada, los jugadores han batallado más de lo normal para adquirir ritmo de juego. Además, se han tenido que acostumbrar a jugar sin público en las gradas. Por si fuera poco, la amenaza del COVID no para y cada brote de contagios representa perdidas enormes a los equipos que cada vez tienen menos margen de maniobra.


La pandemia de COVID-19 ya comienza a hacer estragos hasta en la NFL y, esta semana que se suponía se jugaría del 26 al 30 de noviembre, tuvo que ser alargada hasta el miércoles 2 de diciembre debido a jugadores contagiados, principalmente en los Baltimore Ravens y Pittsburg Steelers (equipos que recién jugaron en miércoles).


Sin embargo, con enfermedad o no, el espectáculo tiene que continuar; a pocas semanas de que la temporada regular termine, ya empezamos a descubrir cuales son los equipos que intentaran llegar a playoffs y aquellos que desafortunadamente se quedaran en el camino al Super Bowl LV.


Thanksgiving Day


Como cada año, la NFL tenia programados tres partidos para el día de acción de gracias, pero el brote de contagios de COVID en Baltimore provocó que el partido con el que se cerraría la jornada del día del pavo se moviera hasta el miércoles. Por lo tanto, los únicos partidos que se jugaron este día fueron las palizas de 41 a 25 de los Texans a los Lions y la de 41 a 16 de parte del Washington Football Team a los Cowboys.


Domingo en la mañana


En Nueva York, los Jets recibieron a unos Dolphins que contaron con el regreso de la magia de Ryan Fitzpatrick a los controles de su ofensiva. Junto con una muy buena actuación defensiva, el equipo de Miami venció 20 a 3 a los New York Jets que por una semana más aseguraron su puesto de “peor equipo de la liga”.


A pesar de no tener a su novato maravilla, los Bengals pudieron hacer una muy digna exhibición ante unos Giants que, a falta de un equipo bueno en su división, se ven como los principales favoritos para llevarse el titulo divisional de la NFC East tras derrotar 19 a 17 a unos Bengals que sin Joe Burrow no pueden hacer mucho.


Con un Derrick Henry que corrió para 178 yardas y 3 touchdowns y un Ryan Tannehill que lanzó 221 yardas y un pase de anotación, los Titans vencieron 45 a 26 a los Colts. Esta segunda victoria consecutiva del equipo de Tennessee prácticamente les asegura el campeonato divisional de la AFC South.


Los Bills batallaron ante unos Chargers con un Justin Herbert que cada vez juega mejor, pero las decisiones extrañas del head coach del equipo de Los Ángeles ayudaron a los de Buffalo para que pudieran obtener su octava victoria en la temporada.


Ante unos Jacksonville Jaguars que hacen todo lo humanamente posible para obtener su segunda victoria de la temporada, los Cleveland Browns siguen afianzando su lugar dentro de playoffs. Esta semana ganaron por apenas dos puntos al equipo de Jacksonville que, con todo y su tercer quarterback ya merece obtener su segunda victoria del año.


Los Panthers habían hecho un partido fantástico en Minnesota, pero nadie contaba con la magia del gran Kirk Cousins que por primera vez en su vida desquitoh todos los millones de dólares que le pagan y, con un pase de 10 yardas a Chad Beebe en los últimos suspiros del partido, le dio una dramática victoria de 28 a 27 a unos Vikings que, si se dan los milagros necesarios, podrian estar jugando playoffs en enero.


En Foxborough nos dimos cuenta de dos cosas; los Pats no son tan malos ni los Cards son tan buenos. En un partido en el que se suponía que el equipo de Arizona se confirmaría como un contendiente, de repente nos llevamos la sorpresa de que ni siquiera pueden contra unos Pats desahuciados.


Domingo en la tarde


En duelo de equipos sin quarterback, los New Orlenas Saints con su multiusos Tysom Hill derrotaron 31 a 3 a los Broncos del valiente Kendall Hilton. Es digno de admirar el hecho de que Hilton haya salido al campo de juego con tan pocos días de preparación y en una situación de emergencia extrema como la que atravesaba el equipo de Denver. No obstante, toda la afición de la NFL, no solo la de Denver, pide atentamente a la organización de los Broncos que usen cubrebocas y que no vuelvan a alinear a otro intento de quarterback (nos referimos a Blake Bortles, por supuesto que sí).


Al igual que los Cardinals, los Rams también tuvieron una decepcionante actuación ante un equipo que, en teoría, ya no pelea por nada en la temporada. Si bien es cierto que el equipo de San Francisco contó con jugadores como Deebo Samuel, Raheem Mostert y Richard Sherman, que estuvieron múltiples semanas fuera por lesión, los Rams tenían que demostrar ser un equipo superior.


Aunque la derrota no afecta sus posibilidades de entrar a playoffs, si le quita un poco de credibilidad al equipo de Sean McVay que a veces juega muy bien y hay otras veces que ni siquiera se presentan en el campo.


Si existían algunas dudas sobre el dominio de Patrick Mahomes y sus Chiefs, esta semana el equipo dirigido por Andy Reid se encargó de borrar todas y cada una de ellas; los Chiefs son el mejor equipo de la NFL. Es cierto, el marcador indica una apretada victoria de 24 a 27 a los Bucs, pero eso no es el reflejo de todo el dominio ofensivo que el equipo de Kansas tuvo en todo el partido.


Tyrek Hill se cansó de humillar a la secundaria de Tampa. Además, los intentos de remontada de Tom Brady terminaron en dos intercepciones y, por último, cuando faltaban cinco minutos de juego en el partido, Mahomes y sus muchachos no permitieron que la ofensiva de Tampa volviera a tocar el balón.


El año pasado, los Chiefs ya eran un equipazo, pero los de este año están jugando mucho mejor.


Sunday Night Football


La realidad a veces es muy dura. En este Sunday Night, Mitchell Trubisky llegaba al Lambeau Field a defender su invicto de tres partidos ganados, racha que injustamente fue cortada por su head coach Matt Nagy. Con un emotivo discurso, Mitchell y sus Bears encararon a unos malvados Green Bay Packers.


A pesar de haber lanzado 242 yardas, tres pases de touchdown y dos intercepciones (para que los defensivos de Green Bay tuvieran estadísticas), los esfuerzos de Trubisky fueron insuficientes y únicamente pudo anotar 25 puntos en contra de los 41 que la ofensiva de Rodgers anotó en contra de la defensa de Chicago que ya pide jugar por su cuenta.


Monday Night Football


Gracias a las manos de D.K Metcalf, que atrapó pases para más de 150 yardas, los Seahawks obtuvieron su octava derrota ante las Philadelphia Eagles. Haya sido como haya sido, el equipo de Seattle obtuvo el liderato de la NFC West.


Wednesday afternoon fotball


Luego de tres aplazamientos, el Steelers contra Ravens fianlmente se disputó y terminó en una cerrada victoria de 19 a 14 en favor de los invictos Pittsburg Steelers. A pesar de que los Ravens jugaron con su segundo y tercer quarterback, el equipo de Pittsburg sufrió para vencer a un equipo de Baltimore que jugó muy buena defensa, pero que con una ofensiva demasiado conservadora no pudo hacer mucho en el partido.



Fotos: NFL.com