Buscar

The Blitz, Capítulo XI; No confíes en nadie

Luego de once semanas de partidos, uno pensaría que para estas alturas de la temporada ya podríamos tener definidos a los equipos que pelearían por el Super Bowl, a los que muy apenas van a entrar en playoffs y a los que solo ocupan un lugar dentro del calendario. Sin embargo, esta semana los panoramas de la mayoría de los equipos han cambiado considerablemente.

Los equipos que empezaban a sorprender, como Dolphins, Cardinals y Raiders, perdieron sus partidos de esta semana y dejaron un poco que desear en sus respectivos partidos. Ademas, equipos considerados como contendientes, como Packers o Bucs, tambien fueron derrotados y sus actuaciones dejaron muchísimo que desear.


Por último, y no menos importante, algunos como Colts o Titans resultaron vencedores en sus partidos, pero muestran muchísimas debilidades y es muy difícil asegurar sobre si tendrán la capacidad para ganar los partidos importantes en playoffs.


Thursday Night Football


En un cerrado duelo divisional, los Seattle Seahawks salieron victoriosos 28 a 21 ante unos Cardinals que, si bien pudieron mover el balón por el aire, sorprendentemente la defensa de Seattle detuvo su mejor arma; el ataque terrestre. Con esta victoria continúan vivas las aspiraciones de los Seahawks para llegar al Super Bowl, mientras que los Cardinals tendrán que cerrar más fuerte si es que quieren uno de los siete lugares a playoffs.


Domingo en la mañana


Desde que ambos equipos estaban calentando, se presentía que el partido entre los Ravens y Titans estaría lleno de espectáculo. La ofensiva de los Ravens empezó ligeramente bien, pero fieles a su costumbre el equipo de Baltimore encontró una nueva forma de decepcionar a sus aficionados y, luego de no poder detener a Derrick Henry y a A.J Brown, los Ravens acumularon su cuarta derrota de la temporada ante el equipo de Tenneesse que empieza a recordar el porqué llegaron hasta la final de conferencia la temporada pasada.


Sin McCaffrey y Teddy Brigdewater, las Carolina Panthers blanquearon a unos Detroit Lions que cada vez juegan peor y que muy probablemente estén esperando el fin de temporada para echar de una vez por todas al head coach Matt Patricia que no ha podido levantar del pozo de la mediocridad a la franquicia de Detroit.


Los Pittsburg Steelers batallaron por algunos momentos, pero su espectacular defensiva y su muy interesante cuerpo de receptores se impusieron 27 a 3 a unos Jaguars que, comandados por el novato Jake Luton, pelean, pero simplemente no les alcanzó ni para meter las manos contra el mejor equipo de la NFL (al menos es lo que dice su récord).


Aunque esta vez no fue culpa de algún fumble o intercepción de Cam Newton, los Pats no pudieron ante el poderío ofensivo de Deshaun Watson (y diez más) y fueron derrotados 27 a 20. Con sus 344 yardas por pase, dos pases de anotación y un espectacular touchdown terrestre, Watson volvió a establecer su paternidad ante el equipo de Nueva Inglaterra.


Independientemente del resultado, los Bengals recibieron esta semana la peor noticia que pudieron haber recibido en todo el año; Joe Burrow quedará fuera por el resto de la temporada. Tras ser golpeado de formas diversas por los defensivos de la NFL, llegó un golpe del que no pudo levantarse y, por desgracia para el equipo de Cincinnati, su temporada también está prácticamente terminada. Sus rivales, el Washington Football Team, no se tentaron el corazón y los derrotaron 20 a 9.


La era de Taysom Hill como quarterback titular de los Saints empezó con el pie derecho, su debut ante los Falcons fue una sencilla victoria por parte del equipo de Lousiana. Si bien es cierto que el quarterback-receptor-corredor-ala defensiva no lanzó ningun pase de anotación, si se hizo presente en el marcador con dos acarreos de touchdown. Por su parte, los Falcons son un equipo lamentable que solo fueron al Superdome a ser aplastados por la defensa de los Saints.


Domingo en la tarde


Todo cuento de hadas siempre llega a su fin y esta semana, desafortunadamente, le tocó a los Miami Dolphins. De la mano de una defensiva que golpeó constantemente a Tuanigamanuolepola Tagovailoa, los Broncos llegaron a su cuarta victoria de la temporada. Aunque en los últimos minutos del juego, el equipo de Miami estuvo cerca de empatar el partido, Justin Simmons hizo una intercepción increíble en zona de anotación que selló el triunfo de los Broncos.


Ambos equipos; Colts y Packers, llegaban a este partido con la necesidad de demostrar que eran candidatos dignos para ser considerados como equipos contendientes. Si bien es cierto que fue un partido parejo, los dos equipos, más que ensenar sus fortalezas, exhibieron sus debilidades y a pesar de que el triunfo se lo llevaron los Colts, las dudas sobre si podrán ser equipos competitivos en playoffs siguen ahí.


El nuevo corte de pelo del novato Justin Herbert parece que le dio la suerte necesaria para que los Chargers por fin consiguieran su tercera victoria en la temporada, en contra de unos Jets que sorprendentemente jugaron mejor de lo esperado.


Si de sorpresas hablamos, lo que hicieron los Cowboys este fin de semana se lleva el premio a “Sorpresa de la semana”. Con un Andy Dalton que, luego de una contusión y de no poder jugar por estar contagiado con COVID, finalmente regresó a los controles de los Cowboys, la ofensiva no solo jugó bien, sino que derrotó 31 a 28 a unos Vikings que por más yardas que acumule Dalvin Cook o que Justin Jefferson y Adam Thielen hagan recepciones espectaculares, parece que se quedaran fuera de playoffs.


Sunday Night Football


La visita de Patrick Mahomes y sus Kansas City Chiefs nos demostró que, por más aguerrido que jueguen los Raiders, la magia que tiene el señor Mahomes ya quisiera tenerla algún casino de Las Vegas, porque el muchacho solo necesito de un minuto y medio para darle la victoria de 35 a 31 a sus Chiefs que sueñan con llegar a su segundo Super Bowl consecutivo.


Monday Night Football


Por más que lo han intentado, a los Bucs no se les da jugar en prime time. Jugaron en jueves por la noche; fueron derrotados por los Bears. Luego en domingo en por la noche; fueron apaleados por los Saints. Ahora en lunes por la noche, su suerte no fue distinta y la espectacular ofensiva de los Bucs fue detenida por Jalen Ramsey y sus muchachos.

Esta derrota para los Bucs, además de ser un golpe a su orgullo, también los aleja del liderato de su división y les complica un poco sus aspiraciones a playoffs.



Fotos: NFL.com