Buscar

The Blitz, Capítulo VIII; El imperio cae y los Steelers se mantienen

La vida siempre está llena de sorpresas y la NFL no es la excepción. En esta semana, siete de los catorce partidos disputados fueron ganados por equipos “no favoritos”. Ademas, los New York Giants, claras victimas ante los Tampa Bay Buccaneers, se quedaron cerca de ganar su partido.



Hemos vivido ocho semanas que se nos han ido como agua entre las manos. En un abrir y cerrar de ojo, pasamos de hablar sobre si habría o no temporada y ahora ya estamos a la mitad de ella. Aunque ya se empiezan a definir los candidatos para ser la sorpresa o la decepción del año, las siguientes nueve semanas son las que se definirán todo. Quienes logran cerrar mejor serán los que lleguen con mejores posibilidades a pelear por el Lombardi.


Bienvenidos a la mejor etapa de la NFL.


Thursday Night Football


En la NFL no hay cosa más frágil que las probabilidades de playoffs de un equipo. Puedes ganar tres partidos consecutivos, con los que apenas te metes en la pelea, pero pierdes uno y tus esperanzas se fueron prácticamente a la basura. Este jueves, las esperanzas de las Panthers fueron victimas de los mercenarios Atlanta Falcons que, con la mente más enfocada en 2021, derrotaron 25 a 17 al equipo de Carolina.


A pesar de los errores mentales de Todd Gurley, de que los Falcons tenían una ventaja lista para perderla y de que el dueño de los Falcons, Arthur Blank, estaba presente en el campo, Teddy “B” no tuvo la puntería suficiente y no pudo evitar la derrota de sus Panthers que se alejan de los lideres divisionales.


Domingo en la mañana


En este valle de lagrimas llamado Tierra, la credibilidad es una cualidad muy difícil de conseguir. Para obtenerla es necesario hacer actos que hagan que nuestros coterráneos confíen en nuestra capacidad. Este domingo, los Steelers han dado un paso más para ser tomados en serio. Ante unos Ravens que dieron pelea hasta el final, el equipo de Pittsburg logró conservar su invicto y se colocan como el mejor equipo de la conferencia Americana.


Las siete victorias al hilo son motivos suficientes como para que los aficionados comiencen a soñar con ganarlo todo este año. Sin embargo, el equipo todavía sigue mostrando debilidades que deben ser pulidas si es que quieren obtener su séptimo Super Bowl.


El imperio de Bill Bellichick finalmente ha sido derrotado. Luego de casi dos décadas de dominio en la AFC East, todo parece indicar que, por ahora y solo por ahora, tendremos nuevo mandamás en la división. Los Buffalo Bills se quitaron años de derrotas consecutivas en contra de los Pats y esta semana los derrotaron 24 a 21. Esta victoria coloca a los Bills como lideres en solitario de la división y, aunque sus actuaciones no terminan de convencer del todo, como serios contendientes en la conferencia Americana.


De igual forma que los Falcons, los Vikings son un equipo que ya no le importa lo que suceda esta temporada y lo único que hacen dentro de la liga es buscar un equipo para joderle la temporada. Los Packers tenían ganas de hilar victorias consecutivas, pero no contaron con las 226 yardas totales y las cuatro anotaciones de Dalvin Cook. Aunque Rodgers respondió con tres pases de touchdown a Davante Adams, la defensa de Minnesota jugó su mejor partido de la temporada y, cuando Rodgers se disponía a ejecutar uno de sus famosos “Ave maría” fue golpeado por D.J Wonnum que alejó el balón y la victoria de las manos de Rodgers.


El factor desesperación fue el principal protagonista en la invernal mañana de domingo en Cleveland. En medio de una tormenta invernal, los Las Vegas Raiders ganaron de visita a unos Cleveland Browns que ya no sabemos que clase de equipo son exactamente. De la mano de Josh Jacobs y del pateador Daniel Carlson, los Raiders lograron sus 16 puntos que fueron más que suficientes para llevarse la victoria.


Por otra parte, la ofensiva de los Browns sin Odell Beckham Jr. parece que se ha quedado sin alma. Únicamente lograron completar tres de diez terceras oportunidades y la única vez que entraron a la red zone no pudieron anotar de seis puntos.


Patrick Mahomes hizo lo que tenia que hacer ante los Jets. Lanzó para 416 yardas y cinco pases de touchdown que le aseguró a los Chiefs una muy sencilla victoria de 35 a 9. Ya sea porque es de ascendencia mexicana, o porque es el único que anota puntos en los Jets, pero el pateador Sergio Castillo, sin temor a equivocarme, es el MVP del equipo de Nueva York.


Sorpresivamente el duelo entre los Miami Dolphins y los Rams de Los Angeles no fue la primera vez que Sean McVay y Brian Flores se veían las caras. La primera vez que se enfrentaron, Flores era el encargado de aquella defensiva que en el Super Bowl LII detuvo a la espectacular ofensiva de los Rams.


En esta ocasión, la balanza estaba ligeramente a favor del equipo angelino, pero si lo que hizo Flores en el Super Bowl LII fue una obra maestra, lo que hizo este domingo fue una masacre. En la primera mitad del juego la defensa de Miami maltrató a placer al pobre de Jared Goff que no sabia de donde venia el golpe. El debut del gran Tuanigamanuolepola “Tua” como quarterback titular del equipo fue un éxito rotundo gracias a que su defensa y los equipos especiales hicieron todo el trabajo.


Hablando de novatos maravillas, Joe Burrow consiguió su segunda victoria de la temporada ante nada más y nada menos que los Tennessee Titans. A pesar de que los Bengals jugaron con su línea ofensiva suplente, Joe Burrow no fue capturado y con 249 yardas y dos pases de touchdown, los Bengals dominaron tranquilamente a los Tennessee Titans.


Esta semana los Detroit Lions fueron devueltos a su triste realidad y, con una increíble actuación de Philip Rivers, los Colts se encargaron de darles una paliza de 41 a 21. Luego de dos partidos consecutivos con intercepciones, Rivers finalmente tuvo un partido sin entregas de balón, además parece que regresó en el tiempo y lanzó para 262 yardas y tres pases de touchdown. Con esta victoria poco a poco los Colts perfilan su pase a playoffs.


Domingo en la tarde


Cuando Albert Einstein dijo la frase “hay dos cosas infinitas, la estupidez humana y el universo, y del universo no estoy seguro” fue porque todavía no conocía la capacidad de desperdiciar ventajas de los Chargers.


Drew Lock y Justin Herbert tuvieron un espectacular duelo de quarterbacks jóvenes, pero una estúpida interferencia de pase del esquinero Brandon Facyson, en el end zone, cuando ya se había acabado el partido, dejó a la ofensiva de los Broncos en la yarda 1 y con un segundo de juego, Lock mandó el pase de la victoria.


El 2020 no ha tenido suficiente con mandarnos una pandemia, ahora también nos priva del privilegio de ver jugar a la hermosa sonrisa de “Jimmy G”. Esta semana el hermoso mariscal de campo de los 49ers y su lesionado equipo no pudieron en contra del próximo MVP, Russell Wilson, y perdieron 37 a 27 contra los Seattle Seahawks.


La temporada se le va entre las manos al equipo de San Francisco. Ahora con Garoppolo, Kittle y Deebo Samuel lesionado, básicamente los 49ers estan atacando con Nick Mullens, dos escobas y un trapeador. Por su parte, Wilson sigue haciendo ver bien a su equipo, a pesar de la defensa, y los catapulta como serios candidatos al Super Bowl.


En duelo de equipos que hicieron todo para no ganar el partido, los New Orleans Saints derrotaron 26 a 23 a los Chicago “The Bears”. De los últimos cinco partidos que ha iniciado como quarteback Nick “la mentira” Foles, los Bears han perdido tres, dos de forma consecutiva. La defensa del equipo está jugando a un nivel extraordinario, pero con los quarterbacks que el equipo tiene en el roster, la ofensiva de Chicago no va a ningún lado.


Sunday Night Football


En un partido olvidable, las Philadelphia Eagles vencieron 23 a 9 a los Dallas Cowboys de Ben Dinucci. Aunque los dos equipos sean malísimos, uno de estos muy probablemente será el representante de la NFC East en los playoffs en los que seguramente algún equipo medio decente los apaleará sin compasión y nos olvidaremos de que en la NFC East hubo un campeón divisional con récord perdedor.


Monday Night Football


Los New York Giants demostraron mucha valentía y corazón, pero ni con un mal día de los Bucs les alcanzó para derrotarlos. La defensa de los Giants consiguió que por gran parte del partido los de Nueva York estuvieran encima del marcador, pero las intercepciones de Daniel Jones y sus decisiones extrañas hacen preguntarse a la gerencia general del equipo “¿apoco a esté lo seleccionamos en primera ronda del Draft?”.


Los Bucs lograron su sexta victoria de la campaña y se colocaron como primeros en su división. La siguiente semana, cuando ya tengan a Antonio Brown y a Chris Godwin en el campo, la ofensiva de los Bucs seguramente mejorará considerablemente y este partido solo quedará como un recuerdo del día en que los Giants casi le sacan un partido al equipo de Tampa, sin olvidar la grosera interferencia de pase que no le marcaron al equipo de Nueva York.


Fotos: NFL.com