Buscar

The Blitz, Capítulo VI; Nada es lo que parece

Victorias inesperadas, regresos milagrosos y tragedias dolorosas, son algunas de las cosas que nos dejo la semana 6 de NFL, con la amenaza de darnos más sorpresas en lo que resta de la temporada.


La semana 6 de la NFL vino a desacomodar todas las verdades que teníamos hasta ahora. Cuando pensábamos que era momento de dejar ir a los 49ers, ganan sorpresivamente. Cuando creíamos que el imperio de los Pats era eterno, pierden contra los Broncos. Estas, y otras sorpresas más, se dieron en la mágica semana 6 de la mejor liga de futbol americano del mundo.


Partidos de domingo en la mañana


La defensa de los Bears está encendida y, aunque batallaron, pudieron detener a la sorpresiva ofensiva de Teddy Bridgewater y sus Carolina Panthers. Para tranquilidad de los Bears, su defensa no solo limitó a 16 puntos a una de las mejores ofensivas de la liga, también se están convirtiendo en una máquina de arrebatar balones. El secreto de los Bears es simple: una buena defensa y una ofensiva que comete pocos errores es más que suficiente para ser un equipo contendiente.


Los Browns tuvieron el peor partido en la temporada y fueron derrotados 38 a 7 por unos Pittsburg Steelers que demostraron su paternidad sobre el equipo de Cleveland. El front-seven de Pittsburg hizo pasar un mal día a Baker “el osito Bimbo” Mayfield; la defensa no solo se cansó de pegarle, también lo interceptaron dos ocasiones. Con esta aplastante victoria, los Steelers confirman que serán uno de los equipos a vencer dentro de la conferencia Americana.


Aunque parezca difícil de creer, Philip Rivers ganó remontando un partido. Al inicio del segundo cuarto, los Bengals ganaban 20 a 0, pero el brazo de Rivers (y la extraordinaria defensa de Indianápolis) hicieron posible una remontada de más de 20 puntos. Por más empeño que meta el novato Joe Burrow, sin talento a su alrededor es imposible que pueda ganar muchos partidos.


En un partido que tenía toda la pinta de terminar como una paliza y que acabó lleno de emociones, los Titans conservaron su invicto ante los Houston Texans. Al medio tiempo, los Titans ganaban cómodamente 21 a 10, pero en el tercer y último cuarto, Deshaun Watson salió a devorarse a la defensa de Tennessee. A pesar de los embates de los Texans, Derrick Henry y Ryan Tanehill comandaron a una ofensiva que logró venir de abajo y empató el marcador para llevar el partido a overtime, donde Derrick Henry enterró todas las esperanzas texanas y puso la quinta “W” en el calendario de los Titans.


Los Detroit Lions sumaron su segunda victoria de la campaña tras vencer de visitantes a los Jacksonville Jaguars. La ofensiva comandada por Mathew Stafford lució gracias a las espectaculares actuaciones del corredor novato De´Andre Swift y el receptor Kenny Golladay que tuvieron más de la mitad de las yardas ofensivas producidas por los Lions. Aunque los números no son malos para Gardner Minshew, con seis semanas disputadas, todo parece indicar que el quarterback de la Universidad de Washington no es el indicado para la franquicia de Jacksonville.


Vic Fangio y sus Broncos tenían muy clara una cosa cuando el domingo entraron al Gillette Stadium: “En el futbol americano, gana el equipo que hace más puntos”. Con 299 yardas de ofensiva total, 0 touchdowns y 6 goles de campo anotados por Brandon McManus, los Broncos derrotaron 18 a 12 a los New England Patriots.


Luego de una semana complicada, en la que tuvieron el regreso de Cam Newton y Stephon Gilmore, pero que tuvieron que cerrar sus instalaciones por casos sospechosos de COVID-19, los Patriots lucieron como un equipo sin ideas. Es muy temprano adelantar conclusiones, pero este finalmente podría ser el fin del imperio de Bill Bellichick.


La valentía le costó demasiado caro a Ron Rivera y al Washington Football Team. La defensa de Washington había hecho un extraordinario trabajo a lo largo del partido, pero un fumble de su quarterback, Kyle Allen, abrió la puerta para que la defensa de los Giants se pusiera arriba en el marcador.


Con menos de dos minutos, Rivera dejo el juego en las manos de Allen quien consiguió un touchdown, con una ofensiva de menos de dos minutos, pero en el momento de la conversión no supo que hacer con el balón y fue fácilmente detenido por la defensa de los Giants que consiguió su primera victoria del año.


En tres de los cuatro cuartos que se disputaron en Lincoln Financial Field de Philadelphia, los Ravens pasaron por encima de unas Eagles incapaces de meter las manos. Sin embargo, en el último cuarto, las Eagles sacaron impulso de la nada y, combinado con la enorme flojera que tenia el equipo de Baltimore, estuvieron a punto de mandar el partido a tiempo extra.


Afortunadamente para los Ravens, su defensiva detuvo el intento de conversión de Carson Wentz y el equipo Baltimore logró su tercera victoria consecutiva, aunque hay un montón de dudas sobre si realmente son un equipo contendiente al Super Bowl.


Sin Dann Quinn como head coach, los Atlanta Falcons apalearon 40 a 23 a unos pobres Minnesota Vikings. Matt Ryan tuvo una actuación fenomenal con cuatro pases de anotación y 371 yardas por aire, Julito Jones tuvo una tarde fenomenal con ocho recepciones, 137 yardas y dos touchdowns en su marca personal. Además, la defensiva se vio muy dominante, al menos en la primera mitad del partido, e interceptó en tres ocasiones a Kirk Cousins.


Domingo en la tarde


El partido que estaba anunciado como “el juego de la semana” entre los Green Bay Packers de Aaron Rodgers y los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady terminó siendo un enorme fraude en el que la defensiva de Tampa aplastó a la ofensiva de Rodgers que únicamente pudo anotar en el primer cuarto del partido.


Esta victoria es importantísima para las aspiraciones de playoffs de los Buccaneers. No solo dan un soberbio golpe de autoridad, tras vencer a uno de los mejores equipos de la conferencia Nacional, también se colocaron momentáneamente como líderes divisionales.


Jugando a medio gas, los Miami Dolphins derrotaron 24 a 0 a los New York Jets que confirmaron que son la peor franquicia de la NFL. No solo se quedaron sin jugadores estrella, impresionantemente todavía mantienen a Adam Gase como su head coach. La única esperanza de este equipo es que la temporada termine pronto y, con la primera selección del draft 2021, intentar armar un equipo que no de tanta pena el siguiente año.


Sunday Night Football


Para deleite del mundo entero, la sonrisa de Jimmy “G” volvió a brillar y, luego de que la semana pasada fueron humillados por Miami, esta semana los 49ers ganaron y gustaron en contra de los Rams. De una semana a la otra, la defensa de San Francisco recuperó la confianza e hizo ver a la poderosa ofensiva de los Rams como una del montón, el juego terrestre de San Francisco funcionó, el ataque aéreo fue espectacular y la línea ofensiva desapareció a Aaron Donald.


A pesar de que la versión de este domingo es la más cercana de los 49ers de 2019, la principal duda que recae en el equipo es sobre cual versión es la verdadera: ¿la que cayó 43 a 17 contra Miami o la que derrotó 24 a 16 a los Rams?


Monday Night Football


El Chiefs vs Bills, originalmente programado para el Thursday Night Football, tuvo que ser pospuesto hasta el lunes debido a que los Titans, equipo con contagios de COVID-19, tuvo que mover su partido de la semana 5, contra Buffalo, para el martes 13 de octubre.


El encuentro entre los dos “pesos pesados” de la conferencia Americana fue un partido muy parejo durante la primera mitad del partido. Sin embargo, una vez que los Chiefs tomaron la ventaja del partido en el segundo cuarto, el equipo de Buffalo nunca pudo volver a recuperarse.


Si bien es cierto que la lluvia limitó el juego aéreo de los dos equipos, los Bills fueron detenidos por la defensa de Kansas que, en el último drive del partido, interceptó a Allen y consiguió la quinta victoria para los Chiefs.


La primera aparición de Andy Gregory Dalton como quarterback titular de los Cowboys fue una pesadilla. Ante los Arizona Cardinals, el equipo de Dallas entró en modo autodestrucción. “Zeke” y Dalton tuvieron cuatro entregas de balón que permitieron que la ofensiva de Arizona se diera un festín y anotara puntos al por mayor. Como siempre, la defensa permitió más de 30 puntos, pero esta vez no estaba un Rayne Dakota Prescott en los controles para salvarlos.


Por parte de los Cardinals, Kyler Murray tuvo una buena noche con 188 yardas por pase, 74 yardas por tierra y tres touchdowns totales e incluso Kenyan Drake, criticado hace unas semanas por no dar puntos de fantasy, tuvo un buen partido contra la defensa de Dallas con 164 yardas por tierra, dos touchdowns y 28.4 puntos de fantasy.


Fotos: NFL.com


Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram