Buscar

The Blitz, Capítulo IX; La AFC domina a la NFC

De las nueve semanas que se han disputado, la que vivimos este fin de semana es probablemente la mejor que se ha vivido en la temporada. Los duelos interconferencia fueron auténticos partidazos que se definieron en los asuntos en finales, en su mayoría, en favor de los equipos de la conferencia Americana.



Esta semana, la conferencia Nacional dejo vacante el puesto de “mejor equipo” luego que sorpresivamente los Tampa Bay Buccaneers fueran masacrados por los New Orleans Saints y que los Seahawks fueran derrotados por los Buffalo Bills. Del lado de la conferencia Americana, por ahora y solo por ahora, los Pittsburg Steelers continúan invictos.


Thursday Night Football


Ante unos lesionados y contagiados 49ers, la repetición de la final de la conferencia de 2019 entre Packers y el equipo de San Francisco estuvo totalmente cargada hacia el equipo del estado de Wisconsin.


El californiano dueto de quarterback y receptor de los Packers, Aaron Rodgers y Davante Adams, se presentaron en Levis Stadium con intenciones poco amistosas. Rodgers nada más aportó 305 yardas por tierra y cuatro pases de touchdown, 170 yardas y un pase de anotación capturados por las hábiles manos de Adams. Para los Packers, este resultado los pone como líderes en la división norte de la conferencia Nacional mientras que los de San Francisco se quedan en el fondo de la NFC West.


Domingo en la mañana


Por un momento imagine que usted es parte de la defensa de los Bears. Junto con sus compañeros de unidad, se encarga de dar un partidazo. A uno de los mejores corredores de la liga, digamos Derrick Henry, lo limita a menos de 70 yardas por tierra y a uno de los mejores quarterbacks de la NFL, como Ryan Tannehill, le permite poco más de 158 yardas por pase.


Usted y sus compañeros se alegran porque hicieron un muy buen trabajo. Prácticamente hicieron hasta lo imposible por ganar el partido. Sin embargo, sus compañeros de la ofensiva, que juegan contra la peor defensa de la liga, tienen mucho tiempo el balón y logran avanzar constantemente, pero por más que lo intentan no consiguen anotar y, de hecho, los defensivos rivales están haciendo un festín con sus compañeros, incapaces de detenerlos. Pasa el tiempo y el equipo rival reacciona y cuando menos lo espera, ya va perdiendo el partido 17 a 0. En el último cuarto, sus compañeros ofensivos logran anotar 17 puntos, pero usted está tan cansado que no puede evitar que los rivales anoten de nuevo y pierden 17 a 24.


Bueno, ya sabe más o menos lo que se siente ser defensivo de la mentira llamada Chicago Bears.


Tras atravesar el país de costa a costa, los Seattle Seahawks fueron a Buffalo para ser humillados por unos Bills que por fin demostraron de todo lo que son capaces. La defensa de Buffalo, que llevaba toda la temporada sin aparecer, le arrebató el balón a Russell Wilson en cuatro ocasiones. Asimismo, el Josh Allen de las primeras cuatro semanas volvió y entregó un partidazo de 415 yardas por tierra, tres pases de anotación y otra anotación por la vía terrestre.


Los Atlanta Falcons parece que poco a poco están dejando su tendencia de ser remontados en los últimos minutos y esta semana acumularon su segunda victoria consecutiva luego de vencer 34 a 27 a unos Denver Broncos que hubieran tenido más posibilidades de ganar si tan solo se dedicaran a jugar los cuatro cuartos del partido.


El partido entre Ravens y Colts es más que un juego cualquiera. Alguna vez, hace 36 años, existieron los Indianápolis Colts. Palabras más, palabras menos, un día la franquicia de los Colts estaba en Maryland y al día siguiente apareció en Indiana. Desde entonces, los fanáticos de Baltimore tienen un odio hacia el color blanco y azul de los Indianápolis Colts. Sin aficionados en las gradas, el duelo perdió un poco de su belleza, sin embargo, las emociones en la cancha no faltaron.


Durante la primera mitad, los Ravens de Lamar fueron detenidos por la espectacular defensa comandada por Darius Leonard. Sin embargo, la magia de Lamar es insostenible y su ofensiva anotó en dos ocasiones en la segunda mitad. Con Rivers como quarterback de los Colts, la defensa de Baltimore no tuvo problemas para controlar el juego y quedarse con la victoria.


Los peores equipos de la AFC South, Hosuton Texans y Jacksonville Jaguars, ofrecieron un auténtico partidazo que terminó 27 a 25 en favor del equipo de Deshaun Watson que venció al novato quarterback de los Jags, Jake Luton. Aunque fue muy interesante, seguramente usted no vio este partido porque básicamente no le importó a nadie.


Luego de seis semanas de ausencia, el corredor estrella de las Carolina Panthers, Christian McCaffrey, finalmente regresó a los emparrillados para enfrentar en el Arrowhead Stadium a los Kansas City Chiefs. La presencia del corredor de cuarto año fue de mucha ayuda para que el equipo de Carolina estuviera a punto de llevarse la victoria, pero para vencer a los Chiefs del señor Mahomes se necesita mucho más que tener un buen día y las Panthers se llevaron su sexta derrota del año (y probablemente volverían a perder a McCaffrey por una semana más).


Con un Mathew Stafford que apenas logró ser considerado para el partido, debido a que había sospechas sobre si tenía coronavirus, los Lions fueron a Minnesota para ser derrotados por unos Vikings que están recordando que no son tan mal equipo. De la mano de las 209 yardas terrestres y 3 anotaciones de Dalvin Cook, los de Minnesota se perfilan para cerrar la temporada de forma decente.


Este fin de semana se confirmó que no hay nada peor que ser quarterback del Wsshington Football Team. Se jugaba el primer cuarto del partido y, luego de que Kyle Allen fuera capturado por Jabrill Peppers de los Giants, el quarteback de 23 años sufrió una lesión en el tobillo que lo dejara fuera el resto de la temporada.


Para fortuna o desgracia de los aficionados de la NFL, el lugar de Allen fue tomado por nada más y nada menos que Don Alex Smith, jugador que hace dos años sufrió una terrible lesión que puso en riesgo su vida, y ahora es el quarterback titular del equipo de Washington.


Sin embargo, la increíble historia de Smith no fue sinónimo de buen rendimiento y el quarterback de 36 años fue interceptado y derrotado por los New York Giants de Daniel “manos seguras” Jones que no entregó el balón en ninguna ocasión a la defensiva rival.


Domingo en la tarde


La primera edición del duelo Kyler Murray contra Tua Tagovailoa en la NFL fue un partidazo. Tras un debut con una actuación muy discreta, en su segundo partido, Tuanigamonuolepola consiguió mover de manera eficiente a la ofensiva de Miami. A pesar de ello, la ofensiva de Murray también se cansó de mover las cadenas ante la defensa de los Dolphins, pero fueron estos quienes lograron las detenciones claves que encaminaron al novato quarterback proveniente de la universidad de Alabama a conseguir su segunda victoria de la temporada y a los Dolphins a comenzar en soñar con los playoffs.


En dramático duelo divisional, los Chargers de Los Ángeles volvieron a perder otro partido de forma increíble en los segundos finales. Con poco menos de 10 segundos en el reloj, la ofensiva del novato Justin Herbert se colocó a pocas yardas de ganar el partido, que perdían 26 a 31. Herbert lanzó un pase de anotación al ala cerrada Donald Parham que le daba la victoria los Chargers, pero la revisión de los oficiales determinó que el receptor no completó el proceso de recepcion y la victoria se fue hasta Las Vegas con los Raiders.


Conservar el invicto en la NFL es algo muy complicado, si no que le pregunten a los Steelers que esta semana sufrieron demasiado para derrotar a unos Dallas Cowboys que contaron con Garrett Gilbert, ex jugador de la AAF, como su quarterback titular.


No solo la ofensiva de Dallas funcionó, dentro de lo que cabe, la defensiva tuvo una excelente actuación deteniendo a la ofensiva de los Steelers. El juego dependió totalmente de Big Ben Roethlisberger que tuvo que jugar con una ligera lesión en la rodilla debido a que el equipo de Dallas se quedó tan cerca de llevarse la victoria que necesitaron forzosamente la magia de Roethlisberger. A pesar de todo, la temporada de los Cowboys está perdida y, al final del día, cuando un partido está tan parejo usualmente el equipo que tiene más talento gana el partido y esta vez no fue la excepción.


Sunday Night Football


Este fin de semana parecía que sería el indicado para los Tampa Bay Buccaneers. Con la adición de Antonio Brown al ya de por si muy buen cuerpo de receptores de los Bucs, el equipo de Tampa se veía más fuerte que de costumbre y ante los New Orleans Saints estaban listos para tomar el liderato de la NFC South, pero Drew Brees y sus muchachos salieron a defender lo que les pertenece y lo que pasó el domingo fue más que una humillación por parte de los Saints


Los Tampa Bay Buccaneers ni siquiera se presentaron al Raymond James Stadium, la ofensiva de Brees, Kamara y compañía desapareció a la espectacular defensiva de los Bucs y del otro lado, se dice que todavía están en los trabajos de excavación para sacar el cuerpo de Edward Patrick Brady que fue golpeado hasta el cansancio por la línea frontal de New Orleans.

Ahora lo que nos preguntamos todos los aficionados es: ¿Cuál es el mejor equipo de la NFC?


Monday Night Football


Aunque usted no lo crea, el Jets contra Patriots terminó siendo un partido mucho mejor de lo que se esperaba. Con Joe Flacco como quarterback, el equipo de Nueva York pasó por encima de una de las mejores secundarias de la liga. Sin embargo, la ofensiva de los Pats también funcionó, de la mano de las 12 recepciones y 169 de Jason Meyers, que simplemente hizo lo que tenia que hacer para derrotar 30 a 27 a los New York Jets que, a pesar de dar su mejor partido de la temporada, siguen sin ganar un partido.



Fotos: NFL.com


Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram