Reseña y recomendación |“A History Of Violence”: una película que ofrece más de lo que parece

#Spoilers

Textos para pasar la cuarentena



El 16 de mayo de 2005 se estrenó una película del director David Cronenberg en el “Cannes Film Festival”. Dicha cinta fue protagonizada por Viggo Mortensen, María Bello, Ed Harris, William Hurt, entre otros. En ella se relata la historia de un hombre que después de convertirse en un héroe local, su vida y la de su familia se complican.

A History of Violence” o “Una historia violenta” inicia cuando dos tipos se van de un motel en el que cometieron asesinatos. Luego en la siguiente escena pasamos a la familia Stall que está integrada por Tom, como el padre; Edie como la mamá; Jack, como el hijo mayor; Sarah, como la hija menor.


De entrada, en los primeros minutos de la película David Cronenberg ya nos deja con algo para comentar. Es por lo menos curioso que haya decidido iniciar su película de esa manera. Personalmente solo había visto que una película iniciara con la perspectiva de un asesino serial en películas de terror.

Lo más curioso es que inmediatamente después de la primera escena nos muestren una familia de un pequeño pueblo. Es como si nos quisieran trasladar del horror a lo cotidiano.


Foto: IMDb


Con respecto a la familia Stall no hay mucho qué decir. Ambos padres van a sus empleos en la mañana, los hijos van a la escuela; hasta ahora parece que no pasa mucho. Parece que en la película se va a desarrollar un problema familiar en forma de drama, pero toda esa tranquilidad que hay alrededor de la familia cambia cuando los sujetos de la primera escena llegan al pueblo.


El protagonista Tom tiene tanta mala suerte que los asesinos entran a su cafetería y ordenan café. Uno puede prever que algo malo va a pasar cuando ignoran el aviso de Tom de que el lugar está por cerrar. Todo empeora cuando sacan sus armas y comienzan a apuntar a todos. Cuando el más joven está por matar a una empleada Tom le rompe en la cabeza la jarra de café al más viejo. Salta de la barra y toma la pistola que se había caído y con ella mata al tipo joven. El hombre que estaba en el suelo le clava un cuchillo en el pie a Tom, este procede a voltearse y dispararle al hombre.


Después de esta escena la película poco a poco deja atrás esos tintes de drama y toma forma de un thriller. Ni siquiera se convierte en un producto de acción, y esa fue una decisión acertada.


La suerte de la familia Stall no mejora después de lo sucedido. Justamente cuando Tom vuelve a trabajar, 3 personas aparecen en la cafetería. Uno de ellos le dice a Tom que Joey es su verdadero nombre. Tom se queda extrañado porque él no reconoce a la persona que lo cuestiona. Luego de un intercambio de palabras los extraños se van. Más adelante en la película el jefe de policía les hace saber a Tom y a Edie que esos hombres forman parte de la mafia de Filadelfia.

Ese es solo el comienzo de un par de acercamientos que ese trío va a tener con Tom y su familia. Primero le hacen creer a Tom que van a ir a su casa para lastimar a su familia, y después siguen a Edie y a Sarah cuando ellas van a comprar zapatos. Edie lo confronta, y después de intercambiar palabras con un hombre llamado Carl Fogarty se da cuenta de que él realmente piensa que Tom es Joey Cusack.


Esa tensión que se forma entre la familia Stall y os hombres misteriosos culmina cuando Fogarty y sus hombres llegan a la casa de Tom y lo amenazan con que, si quiere a su hijo de vuelta, él tiene que ir con ellos a Filadelfia.


Foto: IMDb


A partir de aquí la historia toma un giro que va a ser muy importante para el tercer acto de la película. Lo que sigue es un hecho importante en la película así que desde ahora van a aparecer “spoilers”.


Una vez que Tom le pide a Edie se quede en casa con Sarah, mientras que él traerá a Jack, el ambiente se vuelve más turbio que tenso.



Foto: IMDb


La expresión que tiene Tom en la cara pasa de ser de preocupación a una totalmente distinta. Si en todo el primer acto y parte del segundo sus ojos reflejaban una personalidad serena, mientras que en ese momento tanto sus ojos como el resto de la expresión facial cambian.

Fogarty le dice a Tom que tire la escopeta, y Tom la suelta. Luego dejan ir a Jack, y mientras este se mete a la casa, la expresión facial de Tom es completamente distinta a las que se pudieron ver anteriormente a esa escena.



Foto: IMDb


Cuando uno de los subordinados de Fogarty toma a Tom del brazo, él le da una serie de golpes en la cara, le quita su arma y le dispara a otro subordinado.

Justamente cuando le apunta a Fogarty recibe un disparo de él. Tom queda tirado en el suelo a merced del mafioso. Fogarty le pregunta a Tom: “¿tienes algo qué decir antes de que te vuele los sesos, miserable desgraciado? Tom dice: “debí de haberte matado en Filadelfia”. Fogarty hace una sonrisa burlona y dice: sí, Joey debiste.

En el siguiente plano, antes de que el mafioso jale del gatillo, se ve cómo Jack se para detrás de él y le dispara con la escopeta que estaba en el suelo.




Una vez que la confrontación termina, Tom se levante del suelo y le arrebata la escopeta a Jack. Lo mira un momento con una expresión facial jamás vista anteriormente en la cinta. Después ambos se abrazan, y ahí termina esa escena.

Esa es la mejor escena de toda la película no solamente por la revelación que se hace, sino por cómo es que David Cronenberg desarrolló el conflicto entre los personajes. Primero se pasa del suspenso a la acción, y luego volvemos al suspenso cuando están a punto de matar al protagonista.




En esta parte el uso de la música es algo fundamental porque en la primera parte del suspenso hay una melodía suave, está al nivel de los diálogos. Luego, justo antes de que la acción empiece hay una ausencia tanto de música como de efectos sonoros. En la parte en la que Tom comienza a golpear al subordinado vuelve a usarse una melodía, pero no es como la anterior, ahora es una composición que resalta más; acompaña a las acciones de los personajes, y el volumen aumenta. Una vez que el confrontamiento termina, la composición que suena es suave, y se mantiene así hasta que la escena termina.


El compositor de la cinta, Howard Shore, y el editor, Ronald Sanders, también merecen crédito por el resultado de esa escena tan sorprendente. Se nota que hubo una comunicación entre ellos y el director para hacer que la música y las imágenes se mezclaran tan bien complementando una a la otra.


Otra cosa que me encantó de esa escena fue la habilidad de Viggo Mortensen para cambiar de expresiones faciales tan convincentemente. Sí estoy al tanto de que no es un plano-secuencia ni una toma continua, pero aun así no cualquiera podría mostrar esos cambios como él lo hizo.

Luego de que ya se sabe que Tom es en realidad Joey Cusack, el núcleo familiar se fractura casi irremediablemente. Jack ya no quiere ver a su padre una vez que este sale del hospital. Ni siquiera Edie quiere estar cerca de su esposo.

Una noche Tom responde al teléfono, y no se inmuta cuando se entera que el que le habla es su hermano Richie. Cuando el hombre le pregunta a Tom si va a ir a Filadelfia o si él va a tener que ir a su casa, Tom responde que irá.


Cuando llevan a Tom a la mansión de Richie, los hermanos se saludan, y pasan a la oficina de Richie para hablar. Richie le reclama a su hermano menor que por su culpa no pudo ascender más de posición dentro de la organización en la que está involucrado.

Después de que Tom le pregunta qué tiene que hacer para arreglar las cosas, Richie le dice que se puede morir. En ese momento inicia la última escena de acción de la película.

Uno de los subordinados de Richie trata de estrangular a Tom con un alambre. Él se cae al suelo y patea en la cara al matón. Aún en el suelo Tom patea a otro de los matones. Una vez que Tom se deshace de los primeros dos subordinados, Richie toma un arma y dispara varias veces sin éxito. Antes de que Tom salga de la oficina le da tiempo de matar a otro empleado de su hermano.


Una vez que Tom se va de la oficina, Richie y otro empleado salen a buscarlo. Richie nota que una puerta está abierta, y sale de la casa. En ese momento Tom cierra la puerta y se encierra con el último subordinado; ellos forcejean y el protagonista logra quitarle la pistola y matarlo con ella. Cuando Richie apenas iba a acercarse, Tom abre la puerta y le apunta con una pistola. Richie apenas logra decir un par de palabras antes de que su hermano menor lo mate.


Con el último confrontamiento terminado, Tom regresa a casa. Su familia está en la mitad de la cena. Sarah le da un plato con cubiertos. Tom se sienta en la mesa. Jack le pasa la carne. Eddie levanta la mirada al igual que Tom, y a ella se le salen las lágrimas. En el último plano de la película se nota que Tom tiene los ojos llorosos, mientras ve a su esposa con arrepentimiento.



“A history of violence” es una muy buena película, y es una prueba más de que no se necesita de un gran presupuesto para contar una gran historia. Definitivamente es un thriller de acción que vale la pena ver no solamente una vez. A pesar de no tener muchos reflectores como otras películas de David Cronenberg, no tiene nada que envidiarles. Por supuesto que hasta cierto punto es un poco incómoda de ver, pero ese es un pequeño precio que pagar a cambio de verla.

Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram