Reportaje |Jardines de Roma: la estafa


Hace doce años la constructora Resuelve Hogar comenzó a vender casas en el fraccionamiento Jardines de Roma. Se les prometió a los compradores que estaban por adquirir una vivienda dentro de un sector privado y en óptimas condiciones. Sin embargo, desde sus inicios el lugar en el que se encuentra ha ocasionado diferentes problemas a los habitantes. Entre ellos destacan la falta de alumbrado público, las malas condiciones del agua, asaltos y agresiones. Ante la indiferencia de las autoridades, los vecinos han organizado manifestaciones y grupos de vigilancia sin el apoyo de la constructora.


Jardines de Roma, fraccionamiento ubicado a tan solo unos kilometros de Ciudad Universitaria

Jardines de Roma es un fraccionamiento ubicado casi a las afueras del municipio, cerca de Ciudad Universitaria. Desde hace casi diez años, los vecinos han sido víctimas de agresiones ocasionadas por la banda los macheteros, quienes, según las autoridades municipales, se dedica a la venta de cristal y otro tipo de narcóticos.


Este grupo delictivo ha llevado a cabo varios ataques contra los habitantes del lugar. Hace unos meses ingresaron a un domicilio armados con un machete y agredieron a uno de los habitantes que vivía a las orillas del fraccionamiento, a las pocas semanas, la víctima decidió abandonar su vivienda debido a que ya no se sentía seguro.


Perla Alvarado, propietaria de una tienda de abarrotes en el fraccionamiento, comentó: "aquí se metieron hace 3 meses por un hoyo en el techo, hicieron destrozos y me robaron mercancía. Hace poquito se metieron a una casa traían pistola, ya era de noche y había unos muchachitos, eran como las diez más o menos, y les dispararon. Afortunadamente no lesionaron a nadie, pero se llevaron sus cosas, laptops, celulares, hasta perfumes. En algunas ocasiones la policía sí responde, no a la brevedad, como uno quisiera, pero sí llegan".


La violencia de la que han sido víctimas ocasionó que los vecinos construyeran una caseta de vigilancia, colocaran rejas y comenzaran a turnarse para regular el acceso al fraccionamiento.


"Aquí hicimos fogatas en invierno para calentarnos y seguir cuidando en la madrugada, vigilábamos todas las noches porque los delincuentes ya entraban a las casas y te amagaban adentro. Ya después ocupamos la caseta, pero los guardias son voluntarios del fraccionamiento", comentó Ivonne Martínez.

Los vecinos se han manifestado en multiples ocasiones, temen por su seguridad

Ya que no cuentan con un muro que los separe del desierto, los habitantes de las casas que se encuentran en los límites del fraccionamiento han alertado a los demás vecinos, a través de un grupo de Whatsapp organizado por los pobladores, de la presencia de coyotes y víboras de cascabel.


La falta de alumbrado público ha ocasionado que durante las noches los macheteros ingresen a las casas abandonadas para vandalizarlas, en las tapias y los alrededores del fraccionamiento se han encontrado cadáveres. De acuerdo con el presidente municipal, Armando Cabada, más del 50% de las viviendas están deshabitadas.

Los vecinos reportaron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) los fallos en las lámparas, sin embargo, los trabajadores solamente retiraron algunos de los postes que se encuentran a las orillas del fraccionamiento sin reemplazarlos.


Gabriela Lozano, habitante del fraccionamiento, comentó: “La escuela de aquí tiene muchos problemas, faltan más salones, maestros, agua, no tiene luz, en la noche ahí está bien oscuro. No hay ni postes y el kínder apenas ha tenido luz hace como dos meses, nunca habían tenido luz porque no tenían trasformador y salía carísimo, como medio millón y Hacienda no les liberó el presupuesto hasta hace apenas dos meses porque nosotros les hicimos presión”.

Por las mañanas no tienen agua y durante la tarde cuando se les abre la toma, suele tener un color rojo o amarillento, es salada y a veces tiene una consistencia aceitosa. En algunas calles el drenaje se desborda por lo que desprende olores desagradables. La Junta Municipal de Agua y Saneamiento no ha acudido a solucionar el problema.


A las afueras del fraccionamiento se pude ver una gran cantidad de basura. Ivonne Martínez comentó: “aquí se empezó a ensuciar cuando se metió la ruta Universitaria, ellos se paran aquí enfrente los fines de semana y dejan demasiada basura, tiran sus llantas, limpian los camiones y avientan todo al suelo. Al principio sí hubo pleitos con los chóferes y se llegó a ir hasta los golpes, pero cuando vieron más unidos a los vecinos ya empezaron a cooperar”.


Los camiones que recolectan basura acuden una vez a la semana. Por lo que los habitantes que se encuentren en la caseta deben avisar a los vecinos para que saquen sus bolsas de desechos. Antes la unidad sólo recolectaba la basura de la mitad del fraccionamiento, por lo que los pobladores comenzaron a cerrarles el paso hasta que recogieran la de todas las calles.

Otro de los problemas que les genera la presencia de la ruta Universitaria es que los chóferes no respetan los señalamientos que se encuentran ubicados a lo largo de la Avenida Desierto e incluso los derriban. Suelen conducir a exceso de velocidad, esto ha ocasionado que, en varias ocasiones, los peatones sean atropellados, causándoles lesiones graves y hasta la muerte. Los universitarios que acuden a Ciudad Universitaria en automóvil no son la excepción.


Durante la mañana, a los vecinos les resulta difícil llevar a sus hijos a la escuela debido al congestionamiento vehicular que se genera todos los días. Este tráfico se debe a que la primera hora de clases en la universidad coincide con la de los alumnos del Jardín de niños Teotihuacan. A veces tardan más de diez minutos en cruzar, ya que pocos conductores les ceden el paso.


Aun al cruzar la calle deben mirar a ambos lados pues hay estudiantes, chóferes de la ruta Universitaria e incluso del Indio Bus (Transporte de la UACJ) que deciden salir de la carretera y utilizar la terracería como un carril alternativo para evitar el tráfico.


Ante la nula respuesta de las autoridades correspondientes, los habitantes de Jardines de Roma realizaron una manifestación el 28 de octubre de 2019 en la que bloquearon la Avenida Desierto y con ella el tráfico vehicular. Desde las seis de la mañana, los vecinos salieron de sus casas con pancartas en las que exigían al gobierno municipal que se les cumpliera lo acordado por el administrador de la ciudad, Rodolfo Martínez.




Puede interesarte: Bloquean vecinos Avenida del Desierto, exigen alumbrado público y seguridad via


También solicitaron que se instalara un tope reductor de velocidad a las afueras del fraccionamiento, que se repintaran los señalamientos vehiculares del suelo, alumbrado público en buenas condiciones y que se le dé mantenimiento al drenaje.

“Las constructoras dicen que las casas de este fraccionamiento están en una zona privada, pero la guardia la establecimos nosotros. Venden a costa de los sacrificios de los mismos vecinos. Queremos que la constructora nos ayude a levantar las bardas porque ya tenemos demasiada inseguridad. El señor Rodolfo Martínez, nos prometió ayudarnos, me dio su mano y dijo que nos iba a apoyar, hasta el momento no ha hecho nada, ahora que venga y dé la cara” comentó Gabriela Lozano.

La manifestación provocó la molestia de algunos universitarios, Luis Méndez, habitante de Jardines de Roma comentó: “nosotros tenemos derecho a manifestarnos y hacernos escuchar, así como los estudiantes de bachilleres lo hicieron hace poquito. Solamente queremos que se nos instalen los servicios”.

Podría interesarte: Realizan marcha maestros del COBACH 16


Luego de la protesta, los vecinos comenzaron a ver cambios en el fraccionamiento. Durante los próximos días se instaló el tope reductor de velocidad, los señalamientos y la CFE acudió para reparar las lámparas averiadas.



No obstante, aún quedan muchas demandas que deben ser atendidas. Los policías suelen entrar y salir del fraccionamiento sin dar vigilancia. La constructora tampoco ha levantado la barda perimetral en su totalidad, la Junta Municipal de Agua y Saneamiento debe acudir para resolver los problemas del drenaje y las condiciones del agua. Algunas de las señales de piso no se retocaron por lo que los vecinos decidieron hacerlo ellos mismos.


Las viviendas aún son adquiridas por nuevos compradores que, al igual que los residentes actuales, Resuelve Hogar ha engañado asegurando que su nueva casa estará ubicada en un fraccionamiento privado y sin problemas.



Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram