Buscar

Quentin Tarantino: el tipo que no estudió cine; fue al cine



Uno de los autores del cine más importantes de su generaciónFuente: IMDb

Quentin Tarantino nació el 27 de marzo de 1963 en Knoxville, Tennessee. Hijo de Tony Tarantino y Connie McHugh. Su madre eligió ese nombre por un personaje de la serie “Gunsmoke”. Sus padres se separaron. Cuando su madre y él se mudaron a Los Ángeles, ella conoció a Curtis Zastoupil. Él cultivó el amor por el cine a Quentin. Ambos iban a ver funciones e incluso a ver películas prohibidas para menores.


Luego de ver “Smokey And The Bandit”, Tarantino se inspiró para escribir su primer guion a los 14 años, el cual tituló “Captain Peachfuzz”. La historia era sobre un hombre que se dedicaba a robar pizzas.


Así fueron los primeros años del director quien hoy cumple 58 años. ¿Quién creería que un empleado de un videoclub realizaría películas como “Pulp Fiction” o “Inglorious Basterds”? Si se preguntan cómo lo hizo, les puedo asegurar que aquí no van a encontrar la respuesta.


En esta ocasión, solamente se hará una rápida revisión de las 9 películas que ha dirigido. Así que luego de tanto preámbulo, vamos a ello.

Reservoir Dogs (1992)

Fuente: IMDb

Esta película es sobre un grupo de criminales contratados para realizar un robo a una joyería. Cada uno de los involucrados tienen asignado un color por nombre. Las cosas no salen tan bien, y a partir de ahí, inician los problemas.


La historia no es tan complicada, pero el orden de los hechos presentados sí lo es. Aquí está una de las características que hacen reconocibles a sus películas: el orden no cronológico de los hechos. O al menos así lo es en sus primeros 2 trabajos.



Pulp Fiction (1994)


En este filme se presentan 3 historias relacionadas. Dos gánsteres tienen que recuperar un maletín. Uno de esos matones tiene que llevar a cenar a la esposa de su jefe. Un boxeador tiene que escapar luego de ganar una pelea que no tenía que ganar.

Como en su primer trabajo, Tarantino decidió contar los hechos en una forma no lineal. En este caso, Roger Avery ayudó al director a darle forma a la historia.


Una de las claves que sobresalen sobre otras son los diálogos. Las conversaciones entre los personajes suelen ser lo más recordado de la que muchos consideran es la obra maestra de Tarantino. Si bien este elemento ya apareció desde su primer trabajo, en este sobresalen mucho más. Por supuesto que la actuación de Samuel L. Jackson aporta muchísimo.






Jackie Brown (1997)


Una azafata transporta dinero para un mafioso mientras viaja y cambio recibe una pequeña comisión. Una vez que es atrapada por policías que la interrogan, decide que quiere llevarse todo el dinero y escapar.

Esta película pasó un poco desapercibida. Luego de “Pulp Fiction”, hubo gente que esperaba un poco más de parte del cineasta. Sin embargo, con los años ha ganado cierto reconocimiento por la presencia de diálogos interesantes y por las actuaciones de Pam Grier, Samuel L. Jackson y Robert DeNiro.





Kill Bill vol. I (2003) y II (2004)


La historia de una mujer quien busca venganza en contra de las personas que le arruinaron la vida. ¿Si hay dos volúmenes por qué están en un mismo puesto? Porque ambos no son dos películas, son una película de 4 horas dividida en dos.


A partir de aquí hay una discusión que no ha terminado y que no va a terminar pronto. Así como muchos alegan que “Pulp Fiction” es la mejor de Tarantino, hay otros tantos quienes señalan que en realidad “Kill Bill” es su mejor trabajo.


En estos dos volúmenes hay diálogos interesantes, escenas de acción con coreografías sorprendentes, los sets están muy bien producidos. Parece una cinta de venganza cualquiera, pero cuando se trata de Tarantino, el cómo es más importante que el qué.


Death Proof (2007)


A este filme le ocurrió algo parecido que a “Jackie Brown”. Si a Tarantino se le había aplaudido que diera un paso adelante en cuanto el uso de sets, en esta se siente un poco como si hubiera dado un paso hacia atrás.


La película trata sobre un asesino, interpretado por Kurt Russell, cuyo “modus operandi” es chocar los autos de sus víctimas para crear un gran “accidente” y de esa manera salir impune ante cualquier acusación.


Aquí los diálogos se vuelven el centro de todo y hacen que la historia avance. Eso más el hecho de que el primer acto se desarrolle solamente en un lugar, provocan que uno recuerde la primera película del cineasta.



Inglorious Basterds (2009)



Una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial sobre soldados quienes planean acabar con el conflicto bélico definitivamente es muy atractiva.


El uso de idiomas como el alemán, francés, italiano, además del inglés es uno de los factores que hizo tan querida a esta cinta. La violencia que caracteriza al director, la actuación de Christoph Waltz, la fotografía, el diseño de producción, por supuesto que los diálogos y la dirección son algunas razones por las cuales esta película fue un éxito tanto crítico como taquillero.




Django Unchained (2012)

Al principio la película muestra los créditos iniciales mientras esclavos negros recorren un camino. En la noche un misterioso hombre cuyo caballo arrastra una carreta de dentista detiene a los hombres que transportaban a los esclavos. Les ofrece comprarles al que lo guíe hacia ciertos hombres. Los esclavistas se niegan, y eventualmente son disparados.

Lo anterior solamente es el punto de partida de la historia de un hombre quien va a tratar de reencontrarse con su esposa y salvarla con la ayuda de un mentor interpretado por Christoph Waltz.

En esta cinta reaparece una característica del cine de Tarantino: a las personas malvadas, les pasan cosas malas. Por otro lado, también se da el caso de que el héroe de la historia atraviesa un duro camino para alcanzar su objetivo; tal cual sucede en “Kill Bill”.


The Hateful Eight (2015)


Un cazarrecompensas tiene que transportar a su prisionera para que sea colgada, pero una tormenta de nieve los obliga a parar en una cabaña en la que tendrán que convivir con un grupo de personajes desagradables.


La premisa suena interesante, el reparto de actores es bastante bueno, los diálogos vuelven a ser los encargados de potenciar la historia. También vuelve la estructura no lineal hasta cierto punto.


Les voy a ser honesto, solamente vi esta película una vez y no me dejó mucho.





Once Upon A Time In… Hollywood (2019)



Nuevamente entramos en una polémica. Hay quienes califican a esta cinta como deficiente para los estándares que Tarantino se impuso a sí mismo. Por otro lado, hay quienes dicen que esta es el filme más adulto del director. Nicolás Amelio-Ortiz, creador del canal de YouTube llamado “Zepfilms”, ha declarado que es su película más sincera.

Esta cinta tiene el mérito de que visualmente es una de las mejores. El trabajo de recreación del Hollywood de los años sesenta es excelente. Es cierto que no hay diálogo tan icónicos como el de sus primeras dos películas, pero tampoco están tan mal. Es cierto que no hay tantos planos tan llamativos, pero tampoco creo que haya una intención de que existan para eso.

Desde mi muy humilde y poco preparado punto de vista, este filme es para verse en un momento indicado. No me parece que sea material para ver un sábado o un domingo en la tarde cuando se está aburrido. Al menos hasta los últimos 20 minutos.

Esos últimos minutos son aprovechados al máximo para dar una demostración del nivel de violencia que Tarantino nos tiene acostumbrados, y se agradece que él se dé el permiso de hacer eso dentro de una película que se siente más íntima, más personal.


Epilogo

Hemos llegado al final. Toca esperar a que salga la décima y última película de Tarantino. Sí es cierto que su estilo no es original por basarse en muchas cintas que él ha visto y que se ha encargado de referenciar. Sin embargo, me parece que cualquiera que haya visto al menos una vez un par de sus películas, puede encontrar algunas cosas que las relacionan, que las hacen suyas. A mí parecer, eso es lo más rescatable de su trabajo. Es el cine de aquel que no estudió cine, sino de quien fue al cine.