Palabra Común|La constitución: desconocimiento que nos rige

Los operadores del derecho tenemos una gran deuda con la sociedad. No les hemos dado las herramientas, los medios de defensa para que toda persona que lo requiera pueda usar los instrumentos jurídicos. Si bien el derecho mexicano ha estado a la vanguardia en criterios vanguardistas en los temas de igualdad de género y de darle facilidad a las personas que tengan una discapacidad de poder representarse, entre muchas nuevas disposiciones hacen falta una atención especial en los barrios, las colonias, a esas zonas donde la palabra Constitución Política apenas se conoce.


La máxima norma fundamental debe ser siempre un medio de cambio y de promoción a la cultura jurídica. Este medio se ha quedado en las manos de siempre, la anhelada justicia pareciera que tiene tinte de pesos. Y es por lo que los profesionistas del derecho debemos cambiar. Un país donde sus normas no tengan la eficacia necesaria serán solamente un conjunto de deseos que quedarán ahí: En simples deseos. Hago hincapié en la constitución porque de ahí se desprenden todas las ramas del derecho y es ahí donde el ciudadano común busca resolver sus conflictos. La mayoría de las veces se queda con las dudas o simplemente no puede costearse la asesoría o la acción jurídica que llegase a necesitar.


Es ahí que el panorama de México no es muy halagador, mientras menos cultura jurídica haya, mas comisión de delitos e infracciones habrá. Ya que la intención de un texto solemne como lo es la constitución, los códigos y las leyes, cuando son conocidas instan al gobernado a poder hacer o abstenerse de realizar ciertas conductas, lo cual desde una prevención dan conocimiento a las personas a contribuir con la cultura de la legalidad.

Esto no quiere decir que todo este perdido. Algunas acciones ya se están en realización y han tenido éxito, pero si queremos llegar a una difusión de efectos mayores tendríamos que comenzar en los lugares donde se es más difícil el acceso a un libro, a una conferencia una plática. También hay que quitarles a las personas esa idea que el derecho es una ciencia ambigua y de significados difíciles de asimilar, a través de formas didácticas donde los ciudadanos puedan conocer y utilizar los derechos de los cuales pueden hacer ejercicio.


El derecho es una ciencia que debe estar de lado de los ciudadanos para que estos puedan resolver sus conflictos sin llegar a extremos que en ocasiones le cuestan la prisión o pagar sanciones pecuniarias. Ayudaría sin duda a la situación que se vive actualmente en nuestro país, difundiendo en las personas la cultura del respeto y de saber de los limites que implican nuestras libertades.

Además, que ayudaría sin duda que nosotros los abogados no perdamos el sentido de humanismo. Siempre el ánimo de ser servicial aumenta la confianza, no esta peleado eso con la sinceridad y la utilidad que podemos tener dependiendo las situaciones o los casos en los que estén en conflicto las personas. Hay que hacer verídico esa frase que escuché cuando ingresé a la facultad de derecho: “En la vida siempre son necesarios un doctor, un sacerdote, y por supuesto un abogado”.


Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram