Buscar

Opinión | La educación sexual debe abordarse desde preescolar

La falta de educación sexual integral en las instituciones de educación básica, desde el nivel preescolar, es motivo de debate, luego de que por primera vez en Ciudad Juárez se haya llevado a cabo el juicio contra un sacerdote acusado de abuso sexual.


La educación sexual sigue siendo un tema tabú para algunos padres conservadores sin embargo el enseñarla puede prevenir muchos abusos a los infantes | Imagenes: Unplash


El pasado 22 de febrero de 2021, el sacerdote Aristeo Trinidad Baca, fue declarado culpable de haber abusado sexualmente de una menor de edad. La víctima dijo que la primera vez que fue agredida por Aristeo Baca ocurrió en 2015, cuando ella tenía 8 años. Como parte del interrogatorio se le preguntó a la menor por qué no se oponía a los ataques sexuales, a lo que ella respondió que en los primeros años no comprendía qué estaba pasando, solo se sentía muy incómoda cuando el sacerdote la tocaba y se entristecía. Después, cuando cursaba el quinto grado de primaria, le explicaron que nadie tenía derecho a tocar su cuerpo y ahí comprendió lo que estaba sucediendo. “No sabía que era malo”, expresó.


El pasado 2 de marzo el sacerdote Aristeo Baca fue sentenciado a 34 años de prisión por violación | Fuente: Tribuna

Es verdad que cada vez que ha sido planteada la educación sexual como parte de la enseñanza en la escuela ha habido revuelo, reacciones a favor o en contra por parte de los padres de familia religiosos y reivindican que sean ellos quienes participen en la educación.

Desde hace algunos años se discute que a educación sexual no solo debe estar a cargo de los padres | Imagen: Unplash

Por otra parte, la subsecretaría de Educación y Deporte en la Zona Norte, Judith Soto, asegura que el tema de la educación sexual en las escuelas se aborda desde un punto de vista científico a partir de tercer grado, pero no de lleno desde un principio, y a través de “un abordaje que es bastante certero, sin traer cosas que puedan generar conflictos con la familia”. Sin embargo, eso no es del todo cierto, pues es en los libros de Formación Cívica y Ética de quinto y sexto grado en los que se abordan los temas sobre sexualidad, abuso sexual y daños a la integridad.


El año pasado, la organización civil Casa Amiga atendió 120 casos de abuso sexual infantil, en menores de entre 3 y 8 años, aunque también hubo casos de niños con solo algunos meses de edad. En el 98 por ciento de ellos, fueron cometidos por personas cercanas, desde mismos familiares y amigos. Por eso la importancia de que el tema se aborde desde el kínder. Dina Laufer, psicóloga clínica y especialista en familia asegura que desde los tres años se les debe hablar a los niños sobre sus genitales y explicarles por qué nadie debe tocarlos.


También, muchos padres están a favor de la iniciativa Pin Parental. La propuesta es controversial ya que estipula que los planteles educativos deben contar con aprobación previa de los padres de familia o tutores legales de los estudiantes para impartir clases “de sexualidad”.


Lastimosamente, la población de México está muy influida por una religión que condena la sexualidad cuando se sale de las reglas estrictas que ha establecido. Según la Biblia debes permanecer virgen y casto hasta el matrimonio. De allí se basan los padres de familia para no querer que en las escuelas se impartan temas de educación sexual. Creen que es una aberración enseñarle a un niño de 3 años qué es un pene y una vagina, pero no dudan y defienden a un sacerdote que abusó durante años de una niña y según el perito, dejo lesiones en su vagina y daños psicológicos de por vida.

Enseñar de sexualidad y de integridad desde temprana edad ayudaría a que los niños aprendan a identificar los tipos de abuso, ya sean físicos, verbales o sexuales. Se evitaría que haya más víctimas como la de Aristeo Baca.