Buscar

Las elecciones entre el burro y el elefante observadas por el águila y la serpiente



pexels.com

Este año el mundo parece pedir a gritos derrumbarse para reconstruirse y continuar su historia. Los tambores de guerra han sonado más con más fuerza durante la contienda entre el burro y el elefante, o sea los demócratas y los republicanos, en Estados Unidos. El gigante del continente americano está por elegir a su siguiente presidente por medio de una incómoda elección que desprende un olor a protestas e inconformidad, desacreditación y calumnias.


El país vecino del norte se encuentra dividido entre quienes se resisten a tolerar otros 4 años con el empresario, Donald Trump en la Casa Blanca, y aquellos que tienen un absurdo e infundado miedo a que Joe Biden implemente el socialismo en su libre nación, solo porque busca atención médica gratuita para los ciudadanos.


Desde que Trump ganó la presidencia en el 2016, la política en Estados Unidos se volvió una tragicomedia que complementaba al espectáculo que entre lágrimas y risas vivíamos los mexicanos con Peña Nieto en el poder. El señor Donald, presidente agresivo y que llegó al poder con un discurso de odio. Peña Nieto, presidente inepto con tendencia a la torpeza. Luego se dio un paralelismo curioso con entre López Obrador y Trump: ambos populistas, entrados en años, con cierto desprecio por la ciencia y predilección por la fantasía de gobernar un país contento con ellos el poder.


pexels.com

Hay otro aspecto que parece hacer rima entre estos dos jefes de estado. Todos recordaremos el “voto por voto, casilla por casilla” de López Obrador cuando perdió las elecciones de 2006 contra Felipe Calderón. Calderón, presidente alcohólico al que se le ocurrió poner a los militares a patrullar las calles como si estuvieran entrenados para eso. La similitud en este caso es que Trump ya amenazó con no reconocer el posible Triunfo de Biden, pues asegura que se trataría de un fraude.

Provocar emociones viscerales en la gente es algo que Trump sabe hacer muy bien, y eso es lo que pone en alerta a la población. Es muy posible que Estados Unidos presencie una transición de poder alejada de lo pacífico, suponiendo que Biden resulte ganador. Joe Biden, un candidato que se siente un tanto tibio, pero que es la única opción para todos aquellos que quieren a Trump fuera del poder.


Sea cual sea el resultado de la elección, gane el burro o el elefante, a los mexicanos nos toca confiar en que nuestro gobierno sepa mantener una buena relación con Estados Unidos, basada en la diplomacia y el respeto mutuo…a veces parece que hasta pedir respeto es demasiado.



Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram