Buscar

Exigen que se detenga la violencia contra la mujer

Distintas colectivas de la ciudad se unieron para unirse a la Jornada Nacional contra la represión, precarización y violencia. Debido a los altos índices de contagio en la ciudad, por esta ocasión decidieron hacer una conferencia de prensa vía Zoom para evitar aglomeraciones.


Manifestantes en marcha del 28 de septiembre | Fotografía archivo: José Estrada

En la conferencia de prensa celebrada en el marco del Dia Internacional de la violencia contra la mujer, colectivas de Ciudad Juárez exigieron a las autoridades federales, estatales y municipales el cese a lo distintos tipos de violencia que sufren las mujeres día a día.


Al inicio de la conferencia, miembras de las colectivas hablaron sobre las distintas acciones que llevaron a cabo para este día, como la colocación de mantas en distintos puntos de la ciudad, la presentación de un fanzine hecho por las mujeres reprimidas en las manifestaciones del 5 de septiembre en el centro de la ciudad y anunciaron que serían parte del minuto de silencio contra la violencia a la mujer.


Después de hablar sobre las acciones realizadas, algunas de las participantes expusieron casos en los que han sido agredidas de distintas formas por las autoridades.

Violeta, miembra de la colectiva Maternaje Feminista, manifestó que, en la manifestación realizada el 5 de septiembre, los elementos de la Secretaria de Seguridad Publica Municipal la golpearon, humillaron y violaron sus derechos.


Así como Violeta, Flora Tristan, manifestante, y Ramona, miembra de la colectiva Mujeres en Rebelión, también denunciaron abusos y amenazas por parte de los elementos de Seguridad Publica Municipal. Sin embargo, todas coincidieron en que debe ponerse un alto a la criminalización del movimiento feminista y en que ellas seguirán alzando la voz y exigiendo a las autoridades que realicen su trabajo.


“No nos van a callar, seguiremos siendo voz de las mujeres calladas"
-Violeta

Alex, manifestante, denunció que, durante el proceso penal en contra del feminicida de Dana Lizeth, David Andrés H.S, las autoridades, a pesar de que había evidencia suficiente para inculparlo, permitieron amparos con el fin de cansar a los familiares y colectivas en su búsqueda de justicia.


Además, acusó al Estado como uno de los principales responsables de que se reproduzca la violencia contra la mujer, debido a los vacíos legales que permiten que los agresores salgan impunes.


La abogada Elizabeth Flores mencionó que en Mexico, la violencia contra la mujer es causada por las enormes desigualdades sociales. Asimismo, indicó que las manifestaciones sociales sirven para humanizar a la población por cada mujer que ha sido violentada.


“Necesitamos humanizarnos cada vez que una mujer es violentada”
- Elizabeth Flores

El padre de Esmeralda Castillo, José Luis Castillo (en representación de su esposa Martha) narró su experiencia durante los once años de búsqueda de su hija Esmeralda. El señor Castillo dijo que el y su familia han sido víctimas de represión y han sido revictimizados por parte de las autoridades que, en lugar de atender las indicaciones de organismos internacionales, como las del caso del Campo Algodonero, han reprimido e intimidado a las manifestantes.


Por último, las colectivas comunicaron su pronunciamiento en el que exigen a instituciones gubernamentales, como la Fiscalia Especializada de la Mujer (FEM), al Instituto Municipal de la Mujer (IMM), a la Secretaria de Seguridad Publica (SSPM) y al presidente municipal, Armando Cabada Alvidrez, que detengan las simulaciones y que realmente emprendan acciones efectivas para combatir la violencia contra la mujer.


Asimismo, pidieron a las autoridades municipales y estatales que “mantengan comisiones de alta seguridad, capacitadas física y éticamente para resguardar a todas y cada una de las mujeres del estado”.