Buscar

Cronos: el inicio de Guillermo del Toro

Guillermo del Toro Gómez nació el 09 de octubre de 1964 en Guadalajara, Jalisco. Desde su niñez ya estaba interesado en el cine, y disfrutaba de las películas de terror clásicas. Comenzó a realizar cortometrajes con la cámara super 8 que tenía en casa, y en su adolescencia concretó ocho.



Fuente. IMDB

Guillermo Ingresó al Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos, y se recibió en 1983. En 1985 filmó su primer cortometraje luego de su etapa de estudiante llamado “Doña Lupe”, y en 1987 hizo “Geometría”. En 1988 entró a trabajar en el programa “La hora marcada” en el área de maquillaje y como el encargado de efectos especiales. También tuvo la oportunidad de dirigir algunos capítulos.


Fue hasta después de trabajar en “La hora marcada” que tuvo la oportunidad de hacer su primera película profesionalmente. La producción de Cronos fue difícil. El Instituto de Cinematografía no confiaba en las películas de género, y esa cinta se convirtió en una de las más costosas de hacer. El director tuvo que hipotecar su casa, y contrajo una deuda que pudo liquidar después de cuatro años.


Después del repaso de los primeros años de del Toro, ya es tiempo de revisar su “ópera prima”.

“Cronos” o “La invención de Cronos” es un filme de 1993 protagonizado por Federico Luppi, Ron Perlman y Claudio Brook.


La historia trata de Jesús Gris (Luppi), un hombre de la tercera edad quien vive con su esposa Mercedes y su nieta Aurora. Él tiene una tienda de antigüedades, y en una ocasión descubre un artefacto con forma de escarabajo dentro de una estatua con forma de arcángel. Cuando hace que el aparato funcione, suenan por dentro engranajes de reloj, salen patas a los lados y se incrustan en la mano de Jesús. Asustado, el hombre se quita el escarabajo de su sangrienta mano.


Hasta entonces, el incidente no parece tener consecuencias mayores. El problema empieza durante la noche. Jesús se despierta y baja a la cocina para beber algo. Luego de beberse casi toda una jarra de agua, trata de dormir, pero no puede. Siente la necesidad de volver a utilizar el aparato, y lo hace. A la mañana siguiente se siente mucho mejor y hasta más joven. Lo que no espera es que el escarabajo va a traerle problemas con un hombre llamado De la guardia y su sobrino Ángel.


Uno de los aspectos más interesantes es el esfuerzo con el que Jesús Gris se aferra a su humanidad. A pesar de que le gusta sentirse joven, una vez que se entera de que tiene que consumir sangre humana, no se siente dispuesto a ser inmortal por ese precio. Ese choque entre lo bueno y lo malo, lo blanco y negro se refleja hasta en su apellido.

Por supuesto que en el clímax de la película Jesús se inclina más por hacer lo correcto. Eso no se debe a un guionazo o un capricho del director, simplemente el personaje concluye con que no es una buena idea dejarle un artefacto tan especial en manos de una persona a la que no le importa qué se haya que hacer para obtenerlo.



Foto: IMDb

Con el señor De la guardia no se aplica ese contraste de lo bueno que sería conservarse joven y lo malo que sería tener que consumir sangre para lograrlo. Eso se debe a que no le interesan los medios a los que tenga que recurrir para vivir.


Foto: IMDb

Ángel es tan despiadado como su tío, pero tiene otras motivaciones. No le importa asesinar con tal de que eventualmente conserve el dinero de su tío. Con él aparece un elemento presente en la filmografía de del Toro: monstruo no es aquel que tiene un aspecto desagradable a la vista, sino quien comete atrocidades con tal de obtener un beneficio. Dos ejemplos muy claros de eso son el Capitán Vidal de “El laberinto del fauno” y el jefe de seguridad Strickland en “La forma del agua”.

Foto: IMDb

El maquillaje se ve bastante convincente, específicamente cuando Jesús “revive” en el crematorio. En las escenas siguientes se ve que su cuerpo está descompuesto, pero no al extremo de causar repulsión. Cuando el señor De la Guardia le dice que se quite la piel, Jesús descubre que solamente era piel muerta y se ve que debajo tiene otra, producto de su resucitación, pero es de un tono azulado.

Foto: IMDb

Se nota que del Toro supervisó bastante de cerca ese aspecto. Ese esfuerzo valió la pena, pues después de casi 27 años envejeció muy bien.


Con respecto a movimientos de cámara y planos, es muy interesante que del Toro eligió presentar a De la Guardia con un plano general y repitió ese plano para cuando ese personaje apareciera de nuevo en más de una ocasión.


En la escena en la que Ángel tira un auto por un barranco con Jesús dentro, hay un plano holandés bastante llamativo. Jesús aparece de cabeza dentro del encuadre, y la cámara gira en sentido contrario al reloj hasta que se ve que Jesús mira hacia el cielo.

Foto: IMDb

Cronos es una película que marcó el inicio de una exitosa carrera. A pesar de ser el primer trabajo de del Toro como director de una producción mayor, ya desde entonces estableció su estilo, cosa que no muchos han logrado. Desde los primeros planos del funcionamiento interno del escarabajo hasta los últimos se nota el gran compromiso que el director tiene con su trabajo, y eso es de respetarse.




Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram