Buscar

Crítica | Pequeños Secretos | El placer de negarle su placer a otros

Título original: The Little Things. Director: John Lee Hancock. Reparto: Denzel Washington, Jared Leto y Rami Malek. Fecha de Estreno: 11 de marzo de 2021 (MX)


El final de esta película es la principal razón por la que podría o no valer la pena irla a ver, dependiendo de si se es fan de los finales abiertos o no.

Cortesía: Film Daily

Ambientada en la década de los noventa, ‘pequeños secretos sigue la historia de dos detectives quienes buscan atrapar a un asesino en serie en la ciudad de Los Ángeles. El sheriff del condado de Kern, Joe Deacon (Denzel Washington) es enviado a una simple tarea de recopilación de pruebas, pero termina involucrado en una complicada búsqueda que avivará sus oscuros recuerdos a medida que avance en el caso junto al detective Jim Baxter (Rami Malek). Su único sospechoso, Albert Sparma (Jared Leto), parece inmutable ante el hostigamiento de los dos policías.


A diferencia de muchas otras películas del género policiaco, en The Little Things no hay un hincapié a los giros de trama sorpresivos o desenlaces emotivos que te hagan salir boquiabierto de la sala (aunque puede que sólo un poco por el final). Esto es porque el guion de la película no propone nada nuevo, sobresaliente o impactante en lo acostumbrado en estas cintas. De hecho, así de simple como suena su premisa, así de simple es la historia.


Cortesía: Cleveland

Sin embargo, eso no significa que sea un filme predecible o aburrido, sólo no te hace sentir que sea algo trascendente y posiblemente pase sin pena ni gloria. Las actuaciones son lo mejor de toda la película, tanto Washington como Malek hacen un trabajo sobresaliente, pero es en realidad Jared Leto quien más se luce en cada una de sus escenas; con un personaje lúgubre y engreído, pero inquietantemente tranquilo. Esto dota de intriga y mucha emoción toda la investigación que se lleva a cabo en la película. Estás todo el segundo acto ansioso porque atrapen al asesino.


Por otra parte, la dirección, si bien no es algo muy sobresaliente (salvo la escena inicial), sí brinda personalidad a la cinta con rasgos del cine neo-noir americano. El manejo de luces y colores son lo suficientemente poderosos para dar a entender el ambiente demencial, caótico y desesperante que propone el guion. Esto último es lo que explota en la cara de la audiencia con el final de la cinta y podría ser la razón por la que muchos se disgusten o crean que hay algo que se les escapó al terminarla de ver.


| Steven Spielberg se negó a filmar el guion por considerar muy oscuro su final
Cortesía: Clarín

El final de esta película es la principal razón por la que podría o no valer la pena irla a ver, dependiendo de si se es fan de los finales abiertos. Y es que ese es el mayor acierto de la cinta: no se enfoca que lo que crees y una vez que te das cuenta es demasiado tarde, lo que podría resultar en algo insatisfactorio o muy dramático.


Decide dejar en segundo plano el clásico juego del gato y el ratón con el que se suelen desarrollar la mayoría de este tipo de filmes, para dar paso un análisis y critica a las tácticas de investigación policiacas, así como a la moralidad de los agentes y la presunta culpabilidad de los sospechosos. Es decir, nos hace atenernos como audiencia a las evidencias, a pesar de ya tener un prejuicio concebido por las emociones que evoca la trama. Este final tan abierto e inconcluso se siente tan real que da coraje e impotencia, se nos priva como audiencia que saber las respuestas a muchas cosas, por ocultar un secreto que sólo sabremos nosotros… claro, si pusimos atención a los pequeños detalles.


En conclusión, The Little Things es una cinta que de haber salido en el tiempo en que se escribió, los noventa, probablemente habría sido tan reconocida y analizada como otras películas de esa época y del mismo género, pero que hoy en día no resalta ni ofrece algo llamativo.


RECUERDEN: EL DIABLO ESTÁ EN LOS PEQUEÑOS DETALLES.