Buscar

Crítica | NADIE | Será de un don nadie, pero esta cinta de acción lo tiene TODO

Título original: Nobody. Director: Ilya Naishuller. Reparto: Bob Odenkirk, Connie Nielsen, Christopher Lloyd, Aleksei Serebryakov, RZA y Araya Mengesha. Fecha de Estreno: 29 de abril de 2021 (MX)

Cortesía: Universal Pictures

¡MAL-DI-CIÓN! Sé que no soy el primero ni el ultimo en admitir que subestimó esta película. El detonante de su historia ocurre cuando un insignificante transeúnte (Bob Odenkinrk) intervine para ayudar a una mujer que está siendo acosada por un grupo de hombres, pero dicha intervención no termina de la mejor manera... para ellos. Así, este "Don Nadie" se convierte en el objetivo de un (super cliché) vengativo narcotraficante ruso.


En un inicio, cuando apenas se estrenaba su tráiler, lo cierto es que el eslogan, “del escritor de John Wick” (Derek Kolstad), no producía mucha confianza o interés en esta película, más que nada porque se sentía que iba a ser un refrito de la hasta ahora trilogía de nuestro todopoderoso Keanu Reeves. Sin embargo, si bien existen ciertas similitudes entre este don nadie y John Wick; las habilidades especiales que lo hacen un difícil oponente, su pasado oscuro que intenta dejar atrás, su regreso del retiro por un conflicto a primera vista trivial y el villano ruso de turno (en serio, Derek Kolstad tiene una fijación muy ochentera con los rusos), esta película encuentra su propia identidad con el uso de humor negro, personajes más carismáticos y graciosos, y una musicalización de la violencia tan envolvente que no puedes evitar cabecear al ritmo de Heartbreaker.


Cortesía: Premiere

Lo más sensacional de Nobody, es la construcción de su protagonista, Hutch Mansell (Bob Odenkinrk), y la personalidad tan empática que muestra al mismo tiempo que realiza actos moralmente cuestionables. Es decir, es el tipo de sujeto que al que le ordenarían darte una paliza, pero antes de ella te diría que, “no es personal” y después de ella te llevaría a un hospital. Ese nivel de carisma es el principal punto que lo diferencia de John Wick, pero basta de comparaciones.


Cortesía: Premiere

El guion de la cinta nos entrega diálogos sutiles, que nos van construyendo poco a poco el pasado de Hutch, hasta que él termina de aclarar las dudas, sólo que no todas, pero las que quedan al aire no truncan la trama ni nada por el estilo. Puede que, en algunos momentos de la cinta, las escenas de acción se vean un poco fantasiosas, pero eso es irrelevante, cuando llega el clímax de la película no te detienes a pensar: “oh no, eso es imposible, en la vida real…”. ¡No! Te ríes de lo inverosímil que es, pero lo aceptas, porque la película sabe adentrarte en su narrativa, es decir, se toma en serio cuando debe hacerlo y de paso hace mofa de lo absurdo que se puede tornar un momento de acción en esta clase de filmes.


Cortesía: YouTube

El director y guionista entienden lo enferma que puede ser la audiencia con las escenas de acción y que la satisfacción no la obtenemos precisamente de ver ganar a los chicos buenos, sino de compartir ese desahogo que sienten los personajes, después de haber descargado toda su furia. El montaje de la película entrega un ritmo dinámico y acelerado que hace llevadera toda la historia; desde lo monótona que es la vida de un don nadie, hasta las secuencias de persecución que nos aceleran de 0 a un “vamos a averiguarlo”. La música juega un rol importante porque se usa para darle personalidad a toda la historia y no como mero adorno.


Nadie, es una cinta de acción que sabe aprovechar lo ya establecido y a su vez ofrece algo nuevo. Vemos una historia sencilla y directa, pero que sabe explotar todos los clichés que envuelven al género y hace una introspección con respecto a lo que nos hace sentir vivos.



MALDITA PULSERA DE GATO