Buscar

Crítica | Mank | Nadie quiere a los "genios" en Hollywood

Título original: Mank. Director: David Fincher. Reparto: Gary Oldman, Amanda Seyfried, Lily Collins, Tuppence Middleton, Tom Burk y Charles Dance. Fecha de Estreno: 20 de noviembre de 2020 (Netflix)

Cortesía: Netflix

Lo más complicado de presentar una obra maestra es lidiar con el antes y el después. David Fincher nos relata el frustrante, largo y complicado proceso que fue para el guionista de Ciudadano Kane, Mank (Gary Oldman), concebir el epítome de su carrera, al mismo tiempo que nos muestra cada uno de los elementos que lo inspiraron y satiriza a figuras importantes de la industria cinematográfica en las décadas de 1930 y 1940.


Esta película se destaca a primera vista por el espectacular diseño de producción, edición de audio y la edición, no sólo por ajustarse a los escenarios de la época, los cuales no al mismo tiempo parte de los mismos escenarios dentro del mismo filme, sino también por darle todo el aspecto de película de la misma época en la que ambienta su historia; paleta de colores de blanco y negro, audio correspondiente al formato que emula (mono), vestuarios y cortinillas típicas de la época, edición, efectos y ángulos de cámara que recuerdan al propio Ciudadano Kane.

Cortesía: El País

Otro de los aspectos en los que Mank se destaca es el manejo y desarrollo de los problemas y conflictos de su protagonista, los interioriza y hace parte del filme a un nivel tan humano que difícilmente se le podría considerar un protagonista convencional; no es un héroe o personaje “bueno” por decirlo de alguna manera. Oldman nos entrega a un Mankiewiccz humanizado y contrastante para darle el lujo a la audiencia de si empatizar con él o no. Sin embargo, los diálogos y referencias, tanto de él como de todos los personajes, son atinados, precisos y profundos, con mucha carga metafórica que hacen completamente llevadera la narrativa de la cinta.


Pero no sólo es una gran referencia o tributo al Hollywood de aquella época, de hecho, es todo lo contrario, es una crítica y sátira a la falta de creatividad y negocios sucios que la industria del cine se ha encargado de perpetuar en Estados Unidos. Se burla descaradamente de grandes figuras históricas tanto de productoras, actores y partidos políticos que siempre se han sentido con la libertad de engrandecerse entre ellos y terminar con las carreras de aquellos que no son de su gracia… algo no muy diferente al Hollywood actual.


Cortesía: Premiere

Tal vez, su punto más débil es que Fincher nunca se ha caracterizado por ser explicativo en sus filmes, por lo que muchos de sus diálogos y referencias a personalidades famosas pueden pasar desapercibidas si no se tiene el contexto necesario.


Al final, Mank es un análisis de toda una industria a la que no le gusta ser criticada y revive la historia de una de las películas que tuvo la oportunidad de abofetearlos en la cara con la que es hasta hoy en día la cinta más importante de todos los tiempos, aunque a costa de las carreras tanto de su director como del guionista, este último siendo un rol al que no suele tomársele mucha consideración al momento de analizar filmes.

Cortesía: Premiere

Es una película que si eres amante del cine tienes que ver sí o sí, ya que es un deleite audiovisual por todo el diseño de producción y apartados técnicos, pero que con su guion, dirección y actuación presenta una introspección retrospectiva cargada de mofas y sátira con la única finalidad de decir: ¡trágate esa, Hollywood!



¿Y TÚ? ¿QUIÉN SERÍAS EN LA FÁBULA, EL MONO O EL ORGANILLERO?