Buscar

Crítica | GODZILLA VS. KONG | La épica brutalidad del blockbuster

Título original: GODZILLA VS. KONG. Director: Adam Wingard. Reparto: Millie Bobby Brown, Alexander Skarsgård, Julian Dennison, Rebecca Hall, Damián Bichir, Brian Tyree Henry y Eiza González. Fecha de Estreno: 24 de marzo de 2021 (MX)

¡Damas y caballeros, sean bienvenidos a la pelea estelar del año! ¡En una esquina, con un peso de 90 mil toneladas y 120 metros de alto, con un récord de más de 33 películas, usando su emblemático aliento atómico y dispuesto a mantener su título como ‘Rey de los Monstruos’! ¡Lo llaman el depredador alfa!... ¡GODZILLA!


¡Y en la otra esquina, con un peso de 75 mil toneladas y 102 metros de alto, una modesta cantidad de 8 películas, el novato sensación del año! ¡Usando su característico movimiento rompe mandíbulas y su tremenda agilidad, planea recuperar el ‘King’ en su nombre! ¡Lo conocen como la 8va maravilla del mundo!... ¡KONG!


Cortesía: Zona Geek

Parece difícil de creer que hayan pasado casi 60 años desde que vimos enfrentarse a oriente y occidente en una batalla tan colosal, y al igual que en ese entonces, el furor de los bandos no se hizo menor al ver de regreso a la pantalla grande a los dos kaijus más icónicos del cine. Lo cierto es que es esta última entrega del Monsterverse ofrece mucho más de lo que aparenta a simple vista.


Luego de tres éxitos con Godzilla (2014), Kong: Skull Island (2017) y Godzilla: King of the Monsters (2019), el siguiente paso de este universo de películas fue traer una batalla tan ambiciosa que nos dejara al borde del asiento y nos hiciera gritar para apoyar a nuestro monstruo favorito. Lo consiguieron.


Uno de los problemas más obvios de Godzilla: King of the Monsters (2019), eran las subtramas de los personajes humanos que a nadie le importaban, porque no hay que ser hipócritas; nadie va a ver estas películas por el reparto humano. En Godzilla vs Kong se eliminan esos discursos sentimentaloides y dejan las escenas de humanos sólo para añadir información del universo kaiju y todo lo que pueda representar posibles escenarios para las próximas entregas, contribuyendo así a la mitología de los monstruos. Las locaciones son otro punto increíble del filme, porque desde la Isla Calavera, la tierra hueca y Hong Kong de noche con el neón por todas partes, lucen asombrosas, lo que le da su propia estética visual, así como en todas las producciones anteriores del universo de monstruos.



En cuanto la trama, no hay mucho que resaltar, pero eso no es malo. Es decir, tendrías que ser muy idiota para empezarte a quejar de personajes planos y trama lineal en una película de monstruos. Es un enfrentamiento a tres rounds en el que un invitado inesperado nos hace irnos a tiempo extra y nos da un fanservice espectacular. Sólo puedo agregar que espero ver más de ese invitado inesperado en futuras entregas… quizá en una versión 2.0 (*guiño guiño*).


Sin embargo, no todo es tan asombroso. Si bien hay un mejor manejo de las escenas de acción y el dinamismo de la cinta en general, lo cierto es que ver a Kong y a Godzilla del mismo tamaño, al no verlos juntos saca de balance las proporciones y hace que no te creas que son casi del mismo tamaño. También, el recurso excesivo de elipsis en el montaje puede ser un poco perjudicial para algunos, pues no tienes la menor idea de cuanto tiempo hay entre una escena y otra. Por último, hay algunas escenas en las que la música no se siente del todo acorde con la edición, podría decirse que incluso es forzada.


Cortesía: El Nuevo Día

Por otra parte, hay que señalar que se nota el favoritismo por cierto monstruo por parte de los guionistas y el director, pero ese ya es un detalle trivial que se puede compensar por el desarrollo de la trama y las referencias a la cinta de 1962. Si bien fue épico ver a Godzilla enfrentarse a su némesis, Gidorah, lo cierto es que es a quien más veces se ha enfrentado, en cambio, verlo frente a frente con su rival, Kong, luego de casi 6 décadas, es lo que hace a este encuentro aún más emocionante.


Cortesía: IMDb

Al final, Godzilla vs Kong (2021) es una película que cumplió lo que prometía y nos da un poco más. Si bien no es la mejor del Monsterverse (ese titulo aún es de Godzilla de 2014 por su increíble manejo del suspenso y el drama), si tiene las mejores escenas de acción y la carga de energía suficiente para avivar a la audiencia. Lo que nos deja preguntándonos: ¿Quién vendrá después? Personalmente, espero que traigan a SpaceGodzilla, Mecha-King Gidorah o Destoroyah.



¿Y TÚ? ¿TEAM GODZILLA O TEAM KONG?