Buscar

Crítica | El Padre | La desgarradora realidad de envejecer

Título original: The Father. Director: Florian Zeller (Ópera prima). Reparto: Anthony Hopkins, Olivia Colman, Imogen Poots, Rufus Sewell, Olivia Williams y Mark Gatiss. Fecha de Estreno: 1 de abril de 2021 (MX)

Cortesía: Premiere

Se podría argumentar, hasta cierto punto, que El Padre es una película de terror. Esta coproducción americana y europea nos relata la historia de Anthony, un hombre de avanzada edad que sufre de su avanzada enfermedad de Alzheimer. Su hija debe lidiar con los cuidados necesarios de él, mientras que al mismo tiempo intenta continuar con su vida después de su divorcio.


El director, Florian Zeller nos entrega su primer largometraje basado en su novela homónima y lo más sorprendente es que la cinta se siente como si viniera de un director ya consagrado y con años de experiencia en el cine, algo que no es muy alejado de la realidad, ya que tiene una larga carrera como director y productor de teatro. Al ser él mismo quien adapta su obra consigue presentar a unos personajes con emociones tan fuertes y momentos tan desgarradores que sobrepasan al espectador y que probablemente no hubiese conseguido otro director.


Toda la historia, que a primera vista podría parecer de lo más sencilla y pasar con un simple melodrama más, cobra asombro y profundidad por la increíble edición de la cinta. Esta es, al igual que la mente de Anthony, errática, inestable, confusa y subjetiva. Con esto obliga a la audiencia a tomar el lugar del enfermo y no el de su hija, que sería lo más convencional. Escena a escena sentimos la misma impotencia que el protagonista al no poder conectar ninguno de los hilos de la historia y no estar seguros de quién es quién sino hasta el ultimo acto de la película.


Cortesía: Cinépolis

Anthony Hopkins nos entrega una actuación que nos hace sentir su soledad y miedo, nos permite empatizar, no sólo con él, sino también con su hija (Olivia Colman) y conmovernos por tal crudo espejo de una realidad que es más común de lo que pensamos. La estructura de la narrativa de la cinta es lineal y a la vez no, porque de una manera simple, pero con muchos detalles, la única ventaja que tiene la audiencia sobre el protagonista es que podemos recordar dichos detalles y enderezar la desorganizada historia que hay en la mente de Anthony, lo que hace que el final de El Padre sea tan desgarrador.


Incluso llegar a edad avanzada y no padecer Alzheimer no significa que la vejez será mejor. Sin lugar a duda, The Father es un drama crudo y cruel que no se preocupa por traerte el típico final feliz, porque sabe que, en la vida real, tener que cuidar a alguien con esa enfermedad o padecerla, no tiene un final feliz, sólo un final y ya.



¿SABES DÓNDE ESTÁ EL RELOJ?