Buscar

Crítica | Demon Slayer: El Tren Infinito | Así se deben continuar las sagas

Título original: Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen. Director: Haruo Sotozaki. Reparto: Natsuki Hanae, Yoshitsugu Matsuoka, Daisuke Hirakawa, Akira Ishida y Rikiya Koyama. Fecha de Estreno: 22 de abril de 2021 (MX)

Cortesía: Cinépolis

A ver, al igual que esta cinta, acá tampoco retomaremos la sinopsis de este anime ni perderemos tiempo describiendo a sus personajes, más bien será cómo continua el desarrollo de estos, el mensaje de la historia y aporta a la mitología de esta saga, es decir, si la has visto es porque conoces la obra en la que está basada. Una vez omitida esa parte, vamos de lleno con los elementos que hacen a esta secuela una estupenda película.


Nota: No estaría mal que adapten un arco como película antes del estreno de cada nueva temporada, sería un fenómeno abismal.


Concentración total. Respiración de fan. Primer punto: la animación


Si bien la animación no es muy diferente a la vista a lo largo de toda la primera temporada del anime en 2019, a cargo del estudio Ufotable, lo cierto es que esa misma animación de tan asombrosa calidad es otro nivel al ser contemplada en la pantalla grande, lo que hace que, aunque ya hayas leído el manga y sepas qué va a pasar, te des el tiempo de contemplar los increíbles detalles que combinan la animación tradicional con un CGI que aporta contraste en las habilidades especiales de los personajes, así como a los entornos y los villanos. No en balde su estudio tiene la reputación de producir animes de alta calidad.


gif

Respiración de fan. Segundo punto: la banda sonora


En cada una de las melodías que componen esta adaptación se permiten explotar las emociones de la audiencia con cada secuencia. Desde los momentos iniciales que abogan por el misterio y la aventura, siguiendo con música dramática y épica que complementa los momentos de acción, para finalizar con una composición que mezcla la tristeza con la esperanza en el acto final del filme. Sin mencionar la increíble canción en los créditos.


Respiración de fan. Tercer punto: el elemento película


La decisión creativa de continuar la serie con una película, que ahora se proclama como la más taquillera en su país de origen, es una de las mejores que se haya tomado, ya que, si bien no es el primer anime que continua su historia con una cinta que se considere canon, sí es la que mejor a llevado a cabo su publicidad y debido al recibimiento de su fandom, da una sensación de proximidad e intimidad con este que se agradece. Porque al no ser un OVA, contribuye en el desarrollo de la historia y válida presentar este arco (el del tren infinito) con elementos de continuidad que se resolverán en su segunda temporada, al mismo tiempo que es una cinta auto conclusiva.


Cortesía: Aniplex

Respiración de fan. Cuarto punto: desarrollo de los personajes


Algo por lo que destaca Kimetsu no Yaiba es el increíble contraste que consigue al mostrar las fortalezas y debilidades de cada uno de sus protagonistas, es decir, más allá de entender sus traumas y motivaciones, también se permite concentrar todo el avance de la temporada anterior en un final amargo, emotivo y magnífico para que entiendas todo el avance de estos, a su vez que vislumbras el largo recorrido que tienen por delante.

Cortesía: Aniplex

Sin embargo, los villanos en esta serie también son para destacar, pues siempre consigue colocarnos en los zapatos de su protagonista cuando vemos el pasado de cada uno y hace que, aunque no estemos de acuerdo con sus acciones, sí lleguemos a empatizar y sentir lastima por ellos. Eso continúa en esta película donde se nos presentan dos demonios, y con algunos diálogos y sus maneras de comportarse consigues entender qué es lo que en realidad los motiva y porqué son tan diferentes; no los trata como antagónicos genéricos y deja huellas en los protagonistas para motivarlos y superarse a sí mismos. Eso es una buena construcción de personaje.


Respiración de fan. Quinto punto: la construcción del pilar


A pesar de los anteriores puntos, lo más increíble de esta película es el personaje de Kyojuro Rengoku, quien es la representación de la forma correcta de construir un personaje de apoyo con un trasfondo y motivación sólidos. Dentro de la narrativa de la serie es la máxima de aquellos ideales por los que los protagonistas luchan.

gif

Puede que en la serie no consiguieras conectar con él, a decir verdad, no aparece mucho, pero en esta cinta consigues comprenderlo y apreciarlo. Con su carácter imprevisor, enérgico y de liderazgo ves en este pilar todo el significado de la historia del anime, es por lo que, para el acto final, entiendes las palabras de Tanjiro y no importa si tenían poco de conocerse, lo que valoran y admiran es su carácter y como se pone de frente, sin titubear ante cualquier obstáculo.


Cortesía: Aniplex

Respiración de fan. Punto final: conclusión


Demon Slayer: El Tren Infinito es un ejemplo perfecto de innovación en la continuidad y como todos los elementos audiovisuales son cruciales para sorprender a la audiencia y conseguir que más personas, dentro y fuera de la comunidad fanática de los animes, se enteren de su existencia y consigan nuevas experiencias a través de otras opciones de entretenimiento.


La cinta continúa con el mismo nivel de calidad narrativo y visual, sabe específicamente a quien va dirigida, no pierde el tiempo en recapitulaciones y prefiere explorar otros aspectos de sus personajes, es decir, se concentra en sus fanáticos y entrega una adaptación de calidad.



TODO LA RESEÑA GRACIAS AL, "PERMISO ESPECIAL PARA VER ANIME SIN SER OTAKU"