Buscar

Cape Fear: comparación de la original y su secuela



Fuente: IMDb


Max Cady es un hombre quien luego de salir de prisión busca vengarse del abogado Sam Bowden. Bajo esa premisa se desarrolla “Cape Fear”, un thriller estrenado en el año 1962 y que tuvo su “remake” en 1991. La nueva versión fue dirigida por Martin Scorsese.


Antes de seguir, hay que responder a la pregunta ¿qué es un “remake”? El diccionario de la RAE (Real Academia Española) lo define como “adaptación o nueva versión de una obra, especialmente de una película”. Jorge Pinarello, creador del canal “Te lo resumo así nomás”, lo explica como “el arte de agarrar una película que está buena y hacerla de nuevo, pero que sea una cagada”.


Con esas dos definiciones ya se puede avanzar. El propósito de este escrito es comparar algunos conceptos y aspectos de “Cape Fear” que aparecen tanto en la original de 1962 como en el “remake” de 1991. Ojo, el objetivo principal no es determinar cuál es mejor. Una vez establecido esto, se puede continuar.


Un aspecto que se puede notar desde el primer acto es que la esposa de Bowden y su hija tienen una mayor participación en el “remake” que en la original. Esto tiene que ver con el hecho de que en la versión de 1962 hay un reparto más amplio en el que otros personajes secundarios tienen más tiempo en pantalla.


En la versión de 1991 se explora la intimidad de Sam y su esposa Leigh. Se expone que tuvieron que ir a terapia por una infidelidad del abogado. Leigh interactúa directamente con Max Cady; hace un esfuerzo por evitar que su hija se exponga ante el peligro que representa el antagonista; pone en pausa su vida laboral para apoyar a su esposo.


Fuente: IMDb


En la de 1962 ese personaje no aporta mucho. Es una ama de casa que apoya a su esposo, pero que no hace mucho para cuidar a su hija. Como ejemplo está el hecho de que no esperó a que su hija Nancy saliera de la escuela y la dejó sola sabiendo que Cady podría estar rondándola con la excusa de que “pensó que tardaría un segundo en la tienda”.


Fuente: IMDb


Con respecto al personaje de la hija, la versión de 1991 también es más explorado que en la otra. Danielle introduce a la audiencia en la historia, se pone bastante mal cuando sus padres discuten; habla por teléfono con Cady sin saber quién es él; cuando interactúa físicamente con él; por un momento cae en su manipulación; en el tercer acto se enfrenta al antagonista. No solamente está ahí, evoluciona como personaje en el sentido de que entiende que no es tan buena idea interactuar con un extraño solo porque le dice lo que le gustaría escuchar.


Fuente: IMDb


En la original, Nancy protagoniza una de las mejores escenas de la película cuando ve que Cady poco a poco se acerca a ella; trata de ayudar a su padre en el clímax de la cinta. En general, es un buen personaje, pero no recibe mucho tiempo en pantalla.


Fuente: IMDb


En el “remake”, se le da mayor peso a la presencia del detective privado Kersek. Le explica a Sam cómo es el sistema en casos como el que está viviendo; le propone la idea de contratar a gente que le dé una paliza a Cady; le propone a Sam que se esconda para tenderla una trampa al ex convicto; se queda en casa de los protagonistas para matar a Cady en caso de que entre.




Fuente: IMDb


En la versión de 1962 lo único relevante que hace ese personaje es ayudar al protagonistas a vigilar en los alrededores de la casa del lago. Scorsese tomó la decisión de darle más importancia a ese personaje en el “remake” para no utilizar a dos más como en la original.


Fuente: IMDb


Sam Bowden es un personaje complejo en la película de 1991. No es ningún santo; ni siquiera es una buena persona tal cual. Se deja en claro que las veces en las que ha peligrado su matrimonio se deben a que le ha sido infiel a su esposa. Al inicio sale y se divierte con una compañera de trabajo con la que podría tener una aventura. Cuando discute con Leigh, no duda en tratar de convencerla de que Cady quiere manipularlos para que no estén unidos. Después de que Danielle habla en persona con el exconvicto, Sam le cuestiona si él la tocó, y cuando ella sonríe, él le tapa la boca violentamente y la forcejea. En ocasiones toma decisiones cuestionables para evitar que Cady se acerque a su familia; eso incluye contratar tipos para que lo golpeen y poner su casa como carnada para que Kersek lo mate.


Fuente: IMDb


Por otra parte, el Sam que se ve en el filme original es un personaje que se puede etiquetar como bueno. En ese aspecto, funciona muy bien como la antítesis del antagonista. A sabiendas de que Cady busca vengarse, hace lo que puede para mantener a su esposa e hija a salvo. Su relación con Max es más circunstancial; de esa manera no hay forma en la que se conciba como algo distinto a un buen hombre.

Fuente: IMDb


Maximilian “Max” Cady es bastante interesante en varias versiones. Tal como Bowden, es alguien mucho más complejo en el “remake” que en la versión original. A pesar de que no se cuenta absolutamente todo sobre él, se sueltan datos sobre su vida, como el hecho de que era un analfabeto. Él mismo menciona que su hija no lo conoce, que la pasó muy mal en prisión, que aprendió a leer y a escribir cuando estaba preso, se recibió de abogado y apeló su condena varias veces, etc.…


Fuente: IMDb


Sí que es cierto que en la película de 1991 se muestra a un Max Cady más vulnerable en ocasiones, pero no se olvidan de presentarlo como realmente es. Él se ve a sí mismo como una víctima, pero claramente es un victimario. Se dice sufrido, pero no tiene ningún problema en golpear y abusar de una compañera de Sam; no tiene reparo en ir a la casa del protagonista y hablar con Leigh; no duda en acercarse y tratar de manipular a Danielle. Quizás, la diferencia más importante entre este Max y el de la original es que el del “remake” se toma su tiempo en llevar a cabo su venganza.


Fuente: IMDb


En la versión de 1962, Max Cady es alguien más brusco y quizás más atemorizante porque va directamente al grano. Si en el “remake” el personaje se toma el tiempo de preparar todo, en la original no pasa eso. Para explicar mejor: en la película de 1962, Cady tiene la oportunidad de violentar a una joven, y lo hace. Ve la posibilidad de acercarse a Nancy, y lo hace. En cuanto ve que Peggy y Nancy van a quedarse solas porque Sam tiene que viajar, aprovecha la oportunidad para atacarlas. Él no tiene un plan tal cual, pero sí tiene un objetivo muy claro: vengarse del hombre que él cree que lo envió a prisión.


Fuente: IMDb


A grandes rasgos, esas son las diferencias más notorias entre las dos películas. Por supuesto que técnicamente el “remake” es superior; tiene una mayor variedad de planos y ángulos de cámara, mientras que en la original se ve mucho la combinación de plano, contraplano y plano general.

Ambas cintas valen la pena por la historia que cuentan y cómo la cuentan. La que fue hecha en 1962 tiene el mérito de que los realizadores contaron una historia escabrosa a pesar de las restricciones que se tenían en la época. En la de 1991 se aprovecharon las posibilidades que se tenían para mostrar lo que en la original solamente se podía sugerir o lo que de plano tenía que pasar fuera de pantalla.


En ese sentido, Scorsese entendió muy bien qué fue lo que hacía que a “Cape Fear” una obra interesante y lo llevó a otro nivel. ¿Cómo lo hizo?, dándole prioridad a la interacción de los personajes principales y secundarios. Por supuesto que eso se logró por medio de una reducción de personajes con respecto a la versión de 1962.


“Cape Fear” es un ejemplo de cómo deben de hacerse los “remakes”. No se hizo con la intención de hacer dinero, sino de mostrar cómo se percibió a la original e incluso se tomaron la molestia de aprovechar los recursos creativos y monetarios para tomar el concepto de la versión original y llevarlo más allá. Ojalá hubiera más “remakes” como este.





Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram