Buscar

Camino al Super Bowl LIV | Definirán Jefes y 49ers campeón del Super Bowl LIV



El Super Bowl es un evento único, va más allá de toda la maquinaria publicitaria que año con año intentan vender. Es el partido al que todo amante del fútbol americano quisiera llegar algún día. Desde hace 54 años, el primer domingo de febrero se acostumbra jugar un partido que define al mejor equipo de la NFL entre el campeón de la conferencia Americana contra el de la Nacional.


El final de la temporada 100 de la NFL promete cerrar con un partido espectacular. Desde el Hard Rock Stadium de Miami, los San Francisco 49ers enfrentarán a los Kansas City Chiefs. Este duelo inédito en un Super Domingo tendrá frente a frente a los equipos que terminaron la temporada como lideres de sus conferencias.



Los Jefes de Kansas rompieron una larguísima racha de 50 años sin llegar al Super Bowl, luego de que fueron campeones en el Super Bowl IV. Por su parte, los 49ers buscan quitarse el mal sabor de boca que tuvieron en 2012 cuando perdieron 34 a 31 el Super Bowl XLVII.

*A continuación te presentamos que es lo que debes de saber antes del Super Bowl LIV.


Desde San Francisco, con amor


El camino de los 49ers para llegar al Super Bowl inició desde la semana 17 cuando enfrentaron a los Halcones Marinos de Seattle. En la ultima jugada del partido, el receptor de los “Hawks”, Jacob Hollister, se quedo a media yarda de anotar un touchdown. Esa jugada termino dándole a los 49ers el triunfo 26 a 21 sobre Seattle, su rival divisional. Con esa victoria los de San Francisco quedaron como los primeros sembrados de la conferencia Nacional.


En la postemporada, los partidos de los 49ers fueron más sencillos. Los dos rivales más fuertes a los que se podrían haber enfrentado (New Orleans Saints y Seattle Seahawks) fueron eliminados antes de poder jugar contra los californianos, por lo que recibieron la visita de los Vikingos de Minnesota (ronda divisional) y de los Empacadores de Green Bay (final de conferencia).


En estos dos partidos, la defensa y el ataque fueron simple y sencillamente aplastante. Ni Kirk Cousins (quarterback de los Vikingos) ni Aaron Rodgers (quarterback de los Empacadores) tuvieron la mínima oportunidad de meter las manos.


Si los 49ers desean alzarse con el trofeo Vince Lombardi el próximo 2 de febrero, su defensa debe ser clave para lograrlo. Comandados por el experimentado esquinero Richard Sherman y una línea defensiva terrorífica con estrellas como Nick Bosa, Arik Armstead, Deforest Buckner y Dee Ford tienen todas las armas para hacer que los Jefes pasen un muy mal día.


Del lado de la ofensiva californiana, todas las esperanzas están puestas en que el corredor Raheem Mostert continúe destrozando defensivas y, por supuesto, en la hermosísima sonrisa del quarterback Jimmy Garoppolo.


El regreso de los Jefes


Aunque parezca difícil de creer, el hecho de que los Jefes lograran ser el equipo numero 1 de la conferencia Americana no dependía totalmente de ellos. Mientras ellos ganaban tranquilamente a Cargadores de Los Ángeles, en Foxborough pasaba algo inaudito. Los Delfines de Miami, con solo 4 victorias en la campaña, estaban ganándole al mejor equipo de la conferencia, los Patriotas de Nueva Inglaterra. El partido en Kansas terminó con una sólida victoria de los Jefes 31 a 21; en Foxborough nadie lo podía creer, a falta de menos de un minuto para que terminara el partido, Miami ganaba 27 a 24, sin embargo, Tom Brady tenía el balón en sus manos. Con 10 segundos en el reloj de juego, los Pats comenzaron a “tochear” con el balón, pero terminó en las manos de un defensivo de Miami, milagro consumado. La derrota de los Patriotas convirtió a los Jefes en los líderes de la Americana.



El partido de ronda divisional fue bastante complicado para el equipo de Kansas. Al termino del primer cuarto contra los Houston Texans, perdían 24 a 0. Sin embargo, lo que sucedió en los siguientes cuartos del partido fue mágico. El chico maravilla, Patrick Mahomes, comandó a la ofensiva de los Jefes para lograr una de las remontadas más épicas en los últimos tiempos. Al medio tiempo, los Jefes ganaban 28 a 24 y al final del partido, los kanseños se alzaron con la victoria 51 a 31.


En la final de conferencia enfrentaron a nada mas y nada menos que a los Titanes de Tennessee del corredor estelar Derrick Henry. En este partido los Jefes dieron una verdadera catedra de los dos lados del campo. La ofensiva de Tennessee fue neutralizada mientras que la defensa nunca pudo parar a los receptores de Kansas. El equipo de Missouri logró su pase al Super Domingo derrotando 35 a 24 a los Titanes.



El camino para que los Jefes de Kansas City lleguen al Lombardi debe ser dirigido por Patrick Mahomes. El joven quarterback de 25 años tiene todo para ganar el próximo 2 de febrero: un cañón en el brazo, habilidad física, liderazgo y, sobre todo, un gran equipo detrás de él.

Es cierto que la defensa está muy lejos de ser de las mejores de la liga, pero es muy eficiente. El safety libre Tyrann Mathieu y el ala defensiva Frank Clark han llegado a darle orden al equipo.

A pesar de que la mayoría del tiempo se suele cumplir el proverbio que dice “las ofensivas ganan juegos y las defensivas campeonatos” la ofensiva de Kansas con jugadores como Travis Kelce, Sammy Watkins, Allen Robinson, Damien Williams y el velocista Tyreek Hill retarán a la historia.


Predicción: 27 a 24 favor Kansas City


Después de que el año pasado, los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Rams de Los Ángeles ofrecieron un somnífero partido que termino 17 a 10. Es sensato no hacerse tantas ilusiones con esta edición del Super Bowl. En teoría, debería ser un juego espectacular lleno de anotaciones, sin embargo, hay muchas posibilidades de que, como en el Super Bowl LIII, las defensivas se adueñen del partido.



La defensiva de los 49ers es simple y sencillamente espectacular. La línea defensiva es probablemente la mejor de la liga. Además, Richard Sherman está en el mejor nivel de toda su carrera. Patrick Mahomes seguramente tendrá un día muy largo.


El Super Bowl es un juego especial en el que solo se coronan los mejores jugadores. Mahomes ha demostrado que tiene ese talento especial que se necesita para ganar el 2 de febrero. Podría ser un pase larguísimo, una corrida espectacular o alguna jugada de fantasía, lo que es seguro es que en las manos de Mahomes estará el triunfo o la derrota de los Jefes.


Si tienes una marca, negocio o empresa y te interesa anunciarte, comunícate con nosotros y te ofreceremos un espacio publicitario en nuestro contenido multimedia.

ANUNCIATE AQUÍ

©2020 by EL FORÁNEO. 

  • Blanco Icono de Instagram